nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Liberan a un cristiano después de haber predicado contra la homosexualidad

“El mismo Señor Jesús, se dirigió directamente a los pecadores, el discurso religioso necesita protección porque la gente no quiere oír hablar del “pecado” y por eso tratan de apagar la libertad de expresión”, Andrea Minichiello Williams.

  • Persecuciones    
  • 13 feb 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un cristiano, quien ha predicado la palabra de Dios en la calle ha sido absuelto de los cargos de crímenes de odio por los comentarios que hizo contra la homosexualidad. Mike Overd, fue arrestado el año pasado bajo la Ley de Orden Público por decir que “los homosexuales podían ser perdonados por Dios por su pecado”.

La acusación fue presentada contra él a raíz de una denuncia presentada por Craig Nichols y Craig Manning, quienes pasaban por el Taunton High Street, cuando predicaba Overd.

Consideraron que el predicador los había señalado como “pecadores”, así que se quejaron ante la policía quien arrestó a Overd y lo acusó de un delito de odio, considera crímen en Inglaterra.
Overd dijo que había sido intimidado por toda la experiencia que ha tenido como predicador y expresó su decepción como la policía lo arrestó en lugar de protegerlo.

El predicador, fue absuelto después de que los magistrados concluyeron que no había intención de causar acoso, alarma o angustia. Overd dijo que su caso “nunca debió haber sido llevado” ante el tribunal.

“Los cristianos como yo, están siendo acosados”, dijo. “Afortunadamente, los magistrados vieron la verdad de lo sucedido, pero está sucediendo en una escala más amplia en nuestro país”.

“Algo está mal, Nick Lansley de Tescos puede insultar a los cristianos con la lectura de un poema abusivo en You Tube sobre los actos homosexuales de Cristo, Abu Qatada puede predicar acerca de la Jihad y la muerte a los Judíos, pero la policía me arresta, por ser un predicador cristiano que se preocupa profundamente de Jesucristo al pueblo de Taunton”.

“Algo tiene que cambiar y espero que mi caso anime a otros, a no tener miedo de hablar en nombre de Cristo”.

Andrea Minichiello Williams, director del Centro Jurídico Cristiano (Christian Legal Centre), que defendía a Overd, dijo que el caso es una importante victoria para la libertad de expresión. “Estamos decididos a luchar por la libertad de hablar y predicar el Evangelio”, dijo.

“El mismo Señor Jesús, se dirigió directamente a los pecadores, el discurso religioso necesita protección porque la gente no quiere oír hablar del “pecado” y por eso tratan de apagar la libertad de expresión”.