Meriam Ibrahim, condenada a muerte por convertirse al cristianismo está a salvo en EE.UU.

A su llegada, Meriam Ibrahim no hizo declaraciones a la prensa, pero su marido, Daniel Wani, agradeció las muestras de apoyo y se mostró “muy aliviado”.

  • Persecuciones    
  • 4 ago 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Washington.- Meriam Ibrahim, la sudanesa condenada a muerte por apostasía al convertirse al cristianismo, ya está en Estados Unidos, país de donde es originario su esposo, después de visitar al papa Francisco en Roma, según publica la agencia EFE.

Ibrahim, su marido y los dos hijos de la pareja -uno de ellos nacido en la cárcel- llegó la noche del pasado jueves al Aeropuerto Regional de Manchester-Boston, donde fueron recibidos por una multitud de simpatizantes y miembros de la comunidad sudanesa de la ciudad, informaron medios locales.

A su llegada, Meriam Ibrahim no hizo declaraciones a la prensa, pero su marido, Daniel Wani, agradeció las muestras de apoyo y se mostró “muy aliviado”.

La familia de Ibrahim informó de que Estados Unidos le ha concedido asilo, y que en las próximas semanas se reunirá con funcionarios del Departamento de Estado.

Wani, ciudadano estadounidense desde 2005 y de fe cristiana, conoció a Ibrahim en un viaje a Sudán en 2011, pero planeaban mudarse para Nuevo Hampshire.

Meriam, de padre musulmán y madre cristiana etíope, fue sentenciada a la horca el pasado 15 de mayo con base en las normas de la “sharía”, la ley islámica impuesta en Sudán desde 1983 y que condena la conversión a otros credos.

Un tribunal de apelación de Jartum liberó a la mujer, de 27 años, el pasado 23 de junio.

El juez la condenó también por adulterio, al declarar nulo su matrimonio en 2011 con Wani, ya que las leyes de la “sharía” (ley islámica) no permiten que una mujer musulmana se case con un cristiano.

Su esposo, de origen sursudanés pero de nacionalidad estadounidense, también estaba siendo procesado pero consiguió esquivar la condena, ya que el tribunal dijo no tener suficientes pruebas.