Le cortan la garganta a pastora cuando predicaba de Cristo

Eunice fue encontrada con la cabeza apoyada en la Biblia que acostumbraba usar en las predicas. La familia sospecha que musulmanes están involucrados en el crimen.

  • Persecuciones    
  • 13 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ABUJA, NIGERIA. – La pastora y diaconisa Eunice Olawole, de 41 años, fue decapitada y muriendo el sábado por la mañana mientras predicaba el Evangelio de Cristo (9) en Abuja, capital de Nigeria.

Eunice, que era pastora de la iglesia Redeemed Christian, se encontró con la cabeza apoyada en la Biblia que usaba para predicar, justo antes de las seis de la mañana. El informe policial también indica que la pastora fue apuñalada en el estómago en el momento del ataque.

Seis sospechosos fueron detenidos y están bajo investigación.

El esposo de la pastora, Olawale Eliseo, que es también un pastor de la iglesia, dijo que la última vez que vio a su esposa fue a las 5 de la mañana, cuando salió de su casa a predicar. “Mi esposa siempre salía muy de mañana para la “Mañana de Clamor”, le dijo al sitio de Vanguard.

“Dos de mis hijos fueron al campo, a jugar al fútbol. Cuando regresaron, me dijeron que escucharon algunos jugadores que decían que algunos alborotadores habían masacrado a una mujer que estaba predicando esta mañana”, recuerda Olawale.

El marido se fue al sitio con sus hijos. La familia se sorprendió con la sangre en el suelo y el cuerpo de Eunice en el interior del vehículo de la policía.

Olawale sospecha que los musulmanes están involucrados en el crimen.

“Hubo un día en que salió y me dijo que había una mezquita en la parte trasera del lugar donde predicaba, y escuchó algunos comentarios acerca de su predicación. Yo le advertí”, dijo.

Algunos residentes de la zona donde Eunice murió dijeron que escucharon la predicación de la pastora por la mañana, antes que desapareciera su voz. “Yo escuchaba su voz, como de costumbre en la mañana, la predicación era puntual, pero su voz se apagó”, dijo la fuente que pidió no ser identificada

“Es esta una mujer que predicaba todas las mañanas. Ella siempre advertía a las personas a que se arrepintieran, porque el reino de Dios está cerca”, dijo Sam, jefe de seguridad de la zona.