nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Joel Osteen admite que no está haciendo suficiente para ayudar a cristianos perseguidos

Cuando se le preguntó al pastor qué podían hacer él y otros cristianos sobre el problema, Osteen respondió que la oración siempre trabaja milagros. Pero también reconoció que realmente necesitan intensificar su juego.

  • Persecuciones    
  • 30 oct 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

HOUSTON, EE.UU.- No se puede negar que la persecución religiosa ha empeorado a lo largo de los años, y un nuevo informe de Ayuda a la Iglesia Necesitada incluso afirmó que el 75 por ciento de todas las persecuciones religiosas en el mundo están dirigidas contra los cristianos.

Los números son preocupantes para la comunidad de fe, y el pastor de la Iglesia de Lakewood, Joel Osteen, puede predicar cómodo de Houston, Texas, pero dice no está ciego a esta realidad.

“Ha empeorado y empeorado y, ya sabes, con todas las peleas en Medio Oriente y … en otras partes del mundo, simplemente continúa”, le dijo a FOX Business .

Osteen dijo que las personas de diferentes creencias han sido atacadas, especialmente por grupos como el Estado Islámico y Boko Haram, y los cristianos han recibido un gran golpe. No es nada nuevo, señaló Osteen, ya que dijo que este tipo de violencia contra los cristianos ya comenzó “mucho antes cuando Jesús estaba aquí”.

Cuando se le preguntó al pastor qué podían hacer él y otros cristianos sobre el problema, Osteen respondió que la oración siempre trabaja milagros. Pero también reconoció que realmente necesitan intensificar su juego.

“No sé sobre la causa política que realmente no es mi mundo, pero por supuesto oramos, pero no creo que la iglesia esté haciendo lo suficiente, incluida nuestra iglesia. Tenemos organizaciones con las que trabajamos, pero creo que hay necesita estar más hecho mientras continúa, ya sabes, ya que continúa sucediendo en todas partes”, dijo.

Osteen agregó que “por supuesto que querríamos algo” de figuras políticas como el presidente Donald Trump y el Congreso, ya que podrían usar sus poderes para proteger a la comunidad evangélica. Pero admitió que no era un experto en lo que respecta a las vías políticas para ayudar a los cristianos perseguidos del mundo.

“No sé lo que está en proceso ahora, pero una vez más, trato de permanecer en mi campo y ese no es realmente el campo en el que dirijo”, dijo.

[ Fuente: Christian Today ]