Padres matan a golpes a su hijo porque quería dejar la religión

El jefe de policía, Michael Inserra, dijo fuera del juzgado que los miembros dijeron a las autoridades que Lucas Leonard, y su hermano Christopher de 17 años, fueron golpeados el domingo por la noche en lo que comenzó como una terapia espiritual por el deseo de Lucas de dejar la iglesia.

  • Policial/Judicial    
  • 19 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

ESTADOS UNIDOS.- Una pareja de padres azotaron hasta la muerte a su hijo de 19 años en una iglesia en las afueras de Nueva York, durante una sesión de terapia espiritual nocturna provocada por el deseo del muchacho de dejar la iglesia.

El decano de la iglesia, Daniel Irwin, dijo que vio por una ventana de una puerta el calvario de más de 12 horas ocurrido en la Iglesia Cristiana de la Palabra de Vida, y vio a Lucas Leonard sangrando y en aparente agonía.

“Lucas daba vueltas en el piso y gemía de manera monótona”, comentó Irwin. En cuestión de horas, el joven murió debido a los golpes de sus padres, su hermana y miembros de la congregación. Su madre dijo que el grupo se turnó para azotarlo con cables y cintos y sostenerlo, según explicó el investigador de la policía estatal, Jason Nellis.

El testimonio ocurrió en una audiencia judicial para los padres, Bruce y Deborah Leonard, por cargos de homicidio. Durante la conclusión de la audiencia, un juez dijo que había evidencia suficiente para presentar cargos.

Los arrestos en New Hartford, una población del norte del estado con cerca de 22.000 habitantes, ha colocado los reflectores sobre Verbo de Vida, una iglesia regimentada e insular que operaba en lo que solía ser una escuela de ladrillos, y que también servía como hogar comunitario para varios miembros de la congregación.

El jefe de policía, Michael Inserra, dijo fuera del juzgado que los miembros dijeron a las autoridades que Lucas Leonard, y su hermano Christopher de 17 años, fueron golpeados el domingo por la noche en lo que comenzó como una terapia espiritual por el deseo de Lucas de dejar la iglesia.

Un vecino, James Constantine, también dijo que Lucas había hablado de seguir con su vida y mencionó que tal vez se uniría al ejército.

Foto: Audiencia. Bruce y Deborah Leonard luego de ser arrestados.

Fuente: AP