Ateos americanos se burlan de Dios al crear iglesia para venerar al dios tocino

Los ateos argumentan que al menos el tocino es real, a diferencia del Dios invisible de los cristianos, dicen en signo de burla.

  • Sectas    
  • 24 abr 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Aunque parezca una broma, los ateos americanos han fundado una falsa grey llamada la Iglesia Unida del Tocino. Según su sitio web unitedchurchofbacon.org ellos tienen 4.000 seguidores en todo el mundo. Esta seudoiglesia existe desde 2010, está debidamente legalizada y su base se encuentra en Las Vegas (EE.UU.).

Sin embargo lo que sorprende es que sus fundadores son ateos John Whiteside (profeta tocino) y Johnny Monsarrat (líder de la doctrina del tocino).

Ellos afirman en su sitio web que adoran al dios Bacon, lo que puede parecer extraño, pero no tanto como para creer que la hostia se convierta en el cuerpo de Cristo, haciendo alusión cuando toman la eucaristía los católicos.

Ellos argumentan que al menos el tocino es real, a diferencia del Dios invisible de los cristianos, dicen en signo de burla.

La iglesia tiene los 9 “Mandamientos del Tocino”. “Nuestra intención era tener 10 mandamientos, pero carecía de espacio en las tablas”, dicen los ateos.

Además de adorar al dios Bacon, los mandamientos incluyen “ser éticos”, “Ser buenos”, “divertirse” y luchar contra la discriminación que sufren los ateos, afirman John Whiteside y Johnny Monsarrat.

La iglesia promueve matrimonios seculares creativos sin cobrar nada. La iglesia no acepta donaciones para sí misma. Cualquier persona que quiera colaborar puede donar 500 dólares a una organización benéfica de una lista recomendada por la autoridad de la iglesia.

En 2014, los seguidores de la iglesia donaron 25,000 dólares para la Fundación Educación James Randi y la Alianza Secular de Estudiantes. También destinaron 24,000 para la Coalición Secular de América y Ateos Americanos y 12.000 dólares para una campaña contra el cáncer.

La Iglesia Bacon también promueve otras ceremonias laicas, como servicios de bautismo y funerarios.

Aunque la secta no disfruta una exención de impuestos, ellos defienden el final de este privilegio como es la religión.

La seudo iglesia dice que no discrimina a nadie. Acepta los amantes del tocino vegetal y los que no tienen otro dios.