Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Ayuda Humanitaria

Cuarenta iglesias evangélicas recibirán a 200 refugiados sirios

En el primer año los ayudarán a conseguir casa, trabajo y aprender el idioma. La mayoría de las familias irán a vivir al interior del país.

Publicado

en

ARGENTINA. – Las iglesias evangélicas del país se preparan para recibir a cuarenta familias de refugiados sirios, en el marco del programa “Una iglesia, una familia”, que busca alcanzar a por lo menos 200 personas que necesitan asilo. La iniciativa, que surgió a partir de un trabajo previo que venían haciendo en Medio Oriente, sobre todo con refugiados que escaparon al Líbano y Jordania, ya tiene cuarenta iglesias adherentes, y esperan que las primeras familias lleguen al país antes de Navidad.

“Nosotros trabajamos con un equipo en Beirut; ahí fue que tomamos la decisión de involucrar a las iglesias evangélicas argentinas, para que cada una pueda recibir a una familia de refugiados”, explica Alejandro Rodríguez, director de Juventud Con Una Misión (Jucum), organismo a cargo del proyecto.

Así, cada institución que participa, sobre todo en el interior del país, se ofrece como “llamante” de una familia siria, de la cual se hará cargo por lo menos durante un año. “Desde que pisan Ezeiza, nosotros asumimos la responsabilidad, sólo le pedimos al Estado que se ocupe de toda la cuestión del visado y el pasaje aéreo”, explica Rodríguez, quien, tras pasar las fiestas en campos de refugiados en Europa, le comentó su intención de que las iglesias recibieran refugiados al papa Francisco, y cuyo aval fue clave a la hora de presentar el proyecto al gobierno nacional.

“Nuestro compromiso con las familias es por un año, donde se les brinda vivienda, trabajo, educación y facilidades para aprender el idioma”, agrega. Quienes vendrán son en su mayoría sirios que están viviendo en el Líbano, a la espera de pasaportes y permisos para emigrar a otros países.

“Nos manejamos con pastores libaneses que nos recomiendan familias, a las que luego entrevistamos y preguntamos cómo era su vida antes de la guerra y qué les pasó después. Nos contaban que antes había seguridad, que los chicos iban a la escuela, que algunas eran familias grandes, y que ya no. Ahí les cambiaba la cara y contaban que un día su casa ya no estaba porque le cayó una bomba, o que se tuvieron que escapar de noche porque les caían misiles mientras dormían”, cuenta Richard Gordon Smith, miembro de la organización que estuvo en el Líbano durante casi seis meses ayudando a los sirios que vendrán a conocer de antemano cosas de Argentina, desde el idioma, hasta las costumbres. “Los niños ven un avión y les agarra terror porque significa bomba para ellos”, agrega.

En la Iglesia Bautista de San Isidro ya están listos para recibir a una familia –una mujer viuda con sus hijos de 13 y 19 años–, a quienes ya consiguieron una casa y esperan lleguen para enero. “Nuestra Iglesia tiene una escuela internacional donde van chicos de distintas nacionalidades, eso nos abre una oportunidad de escolarizar al menor”, explica el pastor Gustavo Schneir.

En la Iglesia Cristo para Todos, de Adrogué, donde recibirán a otra familia –un matrimonio con dos hijos–, organizan charlas con la comunidad para hablar sobre cómo recibirlos. “Acá hay gente que sabe árabe, por eso armamos un equipo de veinte personas, donde cada uno se reparte una actividad: idioma, comida, escuela, trabajo”, agrega por su parte el pastor Bernardo Afranchino.

Fuente: Perfil

Continuar Leyendo
Advertisement

Ayuda Humanitaria

Expulsan a evangélicos por intentar regalar comida en hospital de Venezuela

A pesar que desde hace más de un año los evangélicos realizan esta labor, fueron sacados con la excusa de que los alimentos que llevaban no eran aptos para los pacientes y familiares

Publicado

en

APURE, VENEZUELA. – Evangélicos pertenecientes a la Iglesia Cordero de Dios denuncian que en horas de la tarde de este martes, Edeika Franklin, directora del hospital Pablo Acosta Ortiz (Hpao) de San Fernando de Apure y la presidenta del Consejo Legislativo, Omaira Eslava, impidieron el ingreso de varios voluntarios a este centro de salud cuando se disponían a regalar comida a pacientes, así como a familiares y trabajadores. Las autoridades alegaron que los alimentos traídos por ellos no podían ser ingeridos por los enfermos.

En un video difundido por redes sociales se visualizan los alimentos traídos por los hermanos evangélicos.  Entre ellos pasta, carne y pollo guisado con papa y vegetales. También llevaron arroz, espagueti con plátano, arroz con topocho, granos, hígado y lentejas.

Pedro Farfán, hermano de la referida iglesia, dice que aceptaron salir del lugar y ubicarse en los alrededores del hospital para compartir los alimentos con personas de este centro de salud.

“La misma comida que preparamos para nosotros en casa la traemos para donarla a los más necesitados. Queremos estar en paz con el mundo. Esperamos que no vuelva a ocurrir y colaboren con nosotros para seguir con esta labor”, argumentó Farfán.

Mairin Pérez lamentó que los hermanos por intentar hacer una obra en favor de los más necesitados hayan sido desalojados del lugar.

“Es injusto lo que les hicieron a esos hermanos, aquí cada quien hace lo que le da la gana. Pero algún día Dios les pasará factura”.

Miriam Lara, enfermera del hospital, agradeció a los voluntarios su colaboración porque los pacientes de este centro, lamentablemente, no reciben alimentos adecuados a su estado de salud.

“Comen un aguado de carne que no satisface las necesidades alimenticias. Deseo bendiciones a todos”, apunta.

A pesar que, desde hace más de un año, los evangélicos realizan este tipo de labor, en horas de la tarde fueron sacados de este centro hospitalario con la excusa de que los alimentos llevados no eran aptos para los pacientes y familiares.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE EL PITAZO

Continuar Leyendo

Ayuda Humanitaria

Venezolanos lloran al recibir comida de misioneros en Roraima

Publicado

en

RORAIMA, BRASIL. – Un grupo de misioneros que está en Roraima para ayudar a los refugiados han sido impactados al ver llorar a los niños venezolanos tras recibir los alimentos que tanto necesitaban.

Una foto compartida por la Alianza de Misericordia muestra a una niña llorando al recibir un sándwich el pasado domingo (24), durante una visita que los misioneros hicieron a las calles de Boa Vista, la capital del estado de Roraima, fronterizo con Venezuela, ya acoge a por lo menos 40.000 venezolanos.

“La niña lloró cuando dio la primera mordida. Mi corazón [lloró] mucho más”, contó la misionera María Clara, al divulgar el testimonio en la página del grupo católico en Facebook.

La niña se queda en un refugio para niños de hasta 13 años. Ellos viven en tiendas de campaña y sólo reciben una comida al día. Según relatos, madres y padres de esos niños pasan la mayor parte del día pidiendo limosnas por las calles y, algunos casos, incluso prostituyéndose.

El equipo enviado a Roraima cuenta con cinco sacerdotes y 28 misioneros venidos de Ceará y Sa Paulo. Para el padre José Vicente dos Santos, de la Diócesis del Crato, que forma parte de la acción misionera, la situación de los refugiados es dramática.

“El momento es de tensión, llanto y hambre. Necesitamos realmente ayudar porque la situación está muy caótica”, dijo en una entrevista con UOL.

José Vicente cuenta otra situación marcada. Al llegar a Pacaraima, vio a un niño llorando y pidiendo agua. “Pero yo no podía bajar, el Ejército de [Nicolás] Maduro no dejaba entregar alimento o agua a ellos”, dijo.

“Hicimos una campaña, recaudamos muchos alimentos y los trajimos para acá. Como no conseguimos entregar en la frontera -porque fue prohibido-, volvemos a Boa Vista y estamos distribuyendo”, explica. Él dice que intenta ayudar a los venezolanos a alimentarse, pero también espiritualmente.

“La iglesia aquí de Roraima está acogiendo a los refugiados, pero son muchos, algunos están en la calle, estamos haciendo oraciones con ellos y, a continuación, entregando comida”.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE UOL

Continuar Leyendo

Ayuda Humanitaria

Oremos por Venezuela: Tensión en varios puntos fronterizos del país

La Guardia Nacional Bolivariana ha disparado perdigones y gas lacrimógeno contra los manifestantes opositores.

Publicado

en

VENEZUELA. – Con el respaldo de EEUU, la oposición venezolana intenta que hoy entren en Venezuela cientos de toneladas de ayuda humanitaria a través de la frontera con Colombia contra la oposición de Nicolás Maduro, que ha enviado tropas a la zona y ordenado el cierre de fronteras.

En un contexto de máxima tensión, Trump ha advertido a Maduro “y a los que siguen sus órdenes” que no quedarán “impunes” tras los choques en la frontera con Brasil que ayer dejaron dos muertos. Aquí puede seguir los últimos acontecimientos de una jornada que será un punto de inflexión en la crisis.

La Guardia Nacional Bolivariana ha disparado perdigones y gas lacrimógeno contra los manifestantes opositores concentrados del lado colombiano de la frontera cuando intentaron entrar en territorio venezolano. Tras la represión, ambulancias han trasladado a varios heridos a hospitales de Cúcuta.

Las fuerzas de seguridad venezolanas han impedido que los primeros camiones con ayuda humanitaria crucen el puente internacional de Tienditas, fronterizo con Colombia. Los uniformados lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes que los acompañaban. También han cerrado el paso a los camiones que intentaban entrar a través del puente internacional Francisco de Paula Santander.

Nuevas deserciones en la frontera. Tres agentes de la Policía Nacional han desertado en Táchira. Además, un efectivo del FAES ha cruzado el puente Simón Bolívar para entregarse a Colombia. Se suman a los cuatro militares que hoy renegaron de Maduro en esta frontera.

Cientos de venezolanos se aglomeran en el lado colombiano del puente internacional Simón Bolívar para formar el corredor que permita el paso de la ayuda humanitaria hacia su país. La multitud se ha plantado en la mitad del puente, principal paso fronterizo entre Venezuela y Colombia, exigiendo a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que permita la entrada de la ayuda.

Los presidentes de Colombia, Iván Duque; Chile, Sebastián Piñera, y Paraguay, Mario Abdo Benítez; Juan Guaidó y el secretario general de la OEA, Luis Almagro han dado la orden de salida masiva de la ayuda humanitaria hacia Venezuela. Los mandatarios, reunidos en el lado colombiano del puente Tienditas, acompañaron la salida de 14 camiones, conducidos por venezolanos, en medio del aplauso generalizado de los presentes.

Sin embargo, Miles de personas se manifestan en las calles de Caracas en apoyo a Nicolas Maduro y para protestar contra el intento de la oposición de introducir ayuda humanitaria en el país pese a la negativa del Gobierno.

NOTICIACRISTIANA.COM CON INFORMACIÓN DE AGENCIAS

Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas