Brasil crea pulseras “chips” para reemplazar tarjetas de compra

De acuerdo con el teólogo y maestro en filosofía Jonas Madureira, no hay evidencia en la Biblia que los chips de alguna manera sean la marca de la bestia, por lo menos hasta ahora.

  • Ciencia y Tecnología    
  • 28 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL. – Brasil ha desarrollado un producto con el que desea reemplazar los pagos de tarjeta y dinero en efectivo con la ayuda de un dispositivo que sólo utiliza su “pulso”.

La ATAR Band es una pulsera inteligente equipada con un chip NFC, que puede transferir dinero a cualquier máquina de tarjetas que es compatible con la tecnología sin contacto.

De acuerdo con estadísticas de la empresa, el servicio está disponible en un 85% en Brasil.

El dinero debe ser aplicado al accesorio a través de un boleto bancario, generado por la aplicación para smartphones de ATAR Band. Después de ser proporcionado con el crédito, la banda está lista para realizar pagos a la vista; con sólo aproximar la pulsera se realiza el pago sin necesidad de introducir una contraseña o código.

La ATAR Band comenzó a ser vendida el pasado 18 de mayo por el precio sugerido de 90,27 dólares que sólo puede ser comprado en su sitio oficial. El proyecto, que comenzó a ser discutido en 2014, ya ha recibido ocho premios y al menos más de 301 mil dólares en contribuciones, gracias a su enorme potencial de crecimiento.

Chips: Marca de la bestia

Aunque ATAR Band no lleva la propuesta de implantar su chip bajo la piel del usuario, la llegada de los dispositivos tecnológicos que facilitan las compras, reaviva el debate acerca de la “marca de la bestia” que se describe en Apocalipsis.

Apocalipsis apunta que la marca revelará quiénes son los seguidores conscientes e inconscientes de la bestia, con la aprobación de la figura de autoridad del Anticristo. La identificación se utiliza como una especie de documento oficial, de modo que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tenga la marca (Apocalipsis 13:17).

De acuerdo con el teólogo y maestro en filosofía Jonas Madureira, no hay evidencia en la Biblia que los chips de alguna manera sean la marca de la bestia, por lo menos hasta ahora. “Resulta que Apocalipsis es un libro confuso, incluso para los más grandes estudiosos de los textos sagrados, lleno de acertijos y metáforas”, dice.

Madureira, explica que gran parte de esta confusión viene dada por las diferentes corrientes de estudiosos. “En cuanto a un grupo, más moderno, sostiene que en la Biblia hay muchas formas de metáforas, simbolismo, otra corriente más tradicional, afirma que todo debe ser interpretado literal”, explica el teólogo.

Jonas explica que, en los años 20 y 30 del siglo pasado, los liberales, preferían la interpretación metafórica, ganando prominencia. Para contrarrestarlos, los fundamentalistas, más tradicionales, defendieron la literalidad de los textos de la Biblia.

Para completar la confusión, hay corrientes que, aunque no son liberales aceptan la interpretación basada en el simbolismo. Algunas personas realmente piensan, incluso en los círculos evangélicos, que los chips hablan del sello del Anticristo. Otros argumentan que dicha marca que se menciona en Apocalipsis no sería física, sino espiritual.