Arqueólogos encuentran promesas de Dios en Rollos del Mar Muerto

De acuerdo con la página web ‘Live Science’, los fragmentos encontrados en las cuevas de Qumrán en Cisjordania, son parte de los libros de Génesis, Éxodo, Levítico, Deuteronomio, Samuel, Ruth, Reyes, Miqueas, Nehemías, Jeremías, Joel Josué, Jueces, proverbios, números, Salmos, Ezequiel y Jonás.

  • Descubrimientos    
  • 13 oct 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL. – Los arqueólogos anunciaron en una publicación haber encontrado en más de 25 fragmentos de los Rollos del Mar Muerto, una porción que apunta a la Biblia hebrea, que se remonta casi a 2.000 años.

De acuerdo con la página web ‘Live Science’, los fragmentos encontrados en las cuevas de Qumrán en Cisjordania, son parte de los libros de Génesis, Éxodo, Levítico, Deuteronomio, Samuel, Ruth, Reyes, Miqueas, Nehemías, Jeremías, Joel Josué, Jueces, proverbios, números, Salmos, Ezequiel y Jonás.

Los textos de los fragmentos fueron publicados en dos libros, “Selecciones de las Cuevas: Los rollos del Mar Muerto y artefactos de Colección Schøyen” y “Colección de Fragmentos de Manuscritos del Mar Muerto en el Museo”.

La colección Schøyen, en particular, muestra fragmentos del libro de Levítico, en el que Dios promete recompensas para aquellos que obedecen los 10 mandamientos y guardan el sábado o día de descanso.

“Si caminas según mis leyes, guarda mis mandamientos y los pones en práctica, entonces voy a dar lluvia a su tiempo, para que la tierra sea productiva, con los árboles del campo y sus frutos”, dice parte de fragmento, traducido por Torleif Elgvin.

“Voy a conceder la paz en la tierra y podrás descansar sin ser molestado por nadie. Voy a exterminar a las bestias de la tierra y ninguna espada pasará por tu tierra”, continúa el fragmento. “Voy a mirarte con favor y te haré fértil y te multiplicarás”.

Los pergaminos son algunos de los manuscritos bíblicos más antiguos conocidos en existencia y se ocultaron inicialmente en 11 cuevas en el desierto de Judea, en algún lugar alrededor del año 68 a.C., con el fin de protegerlos de los ejércitos romanos.

Fueron descubiertos en una serie de búsquedas entre 1947 y 1956, en el sitio arqueológico de Qumrán, mientras que los investigadores desenterraron miles de fragmentos cerca de unos 900 manuscritos.

El canal de televisión por cable “History Channel” señala que no se sabe exactamente quién escribió los Rollos del Mar Muerto, aunque los eruditos creen que fueron producidos por los esenios un grupo judío devoto que vivió en Judea, mientras la región estaba bajo el control del Imperio Romano.

Los pergaminos han sido cuidadosamente conservados y han sido objeto de importantes esfuerzos realizados por el Museo Nacional de Israel y Google, que han invertido en la digitalización de estos fragmentos y puestos a disposición en línea para el mundo desde el 2011, compartiendo con el público la información pública, importante para los orígenes del cristianismo.

Michael Holmes, director ejecutivo del Museo de Iniciativa Estudiosos de la Biblia dice que es emocionante como las últimas publicaciones, también tan siendo probadas por los científicos para asegurarse de que no son falsas.

“Los resultados se incorporarán en nuestras futuras exposiciones del museo, invitando a los visitantes a comprender y comprometerse con cuestiones relacionadas con la evaluación de la autenticidad de estos documentos”, dijo Holmes.