Divorcio está erosionando la religión, indica estudio

La investigación revela cómo la estructura de la familia influye en la religiosidad

  • Estudios    
  • 29 sep 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Un nuevo estudio realizado por el Public Religion Research Institute indica que los niños criados por padres divorciados son más propensos a no tener ninguna religión. La encuesta se llevó a cabo en los Estados Unidos entre el 27 de julio y 9 de agosto.

Se encontró que el 35% de los encuestados procedían de familias donde los padres se separaron, ellos dijeron que no pertenecen a ninguna religión. El estudio también encontró que el 29% de los adultos que venían de familias religiosas abandonaron su fe a causa de las enseñanzas negativas de su religión sobre los homosexuales.

Al mismo tiempo, 19% abandonó la religión debido a abuso y escándalos sexuales por líderes. Alrededor de un 60% simplemente “no cree lo que la religión enseña”.  De acuerdo con el investigador Daniel Cox, “gran parte de la narrativa en torno al crecimiento de la ‘religión’ muestra cómo están cambiando las preferencias culturales y cómo las personas están optando por alejarse de la religión”.

Cox también señala que existe una relación entre la estructura familiar y la identidad religiosa. “Sólo hay una razón por la cual ninguna religión está creciendo de manera tan dramática, pero esta encuesta revela nueva evidencia de cómo la estructura de la vida familiar es una parte de esta historia”, enfatiza.

“Las personas que han vivido en hogares de padres divorciados o eran de padres de diferentes religiones, tienen menos probabilidades de ser religiosos como adultos que aquellos que provienen de familias donde los padres eran de la misma religión y practicantes”, dice Cox.