nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Kaka y Emmanuel Adebayor ambos goleadores evangélicos dan soplo de aire fresco al Real Madrid

La recta final de esta temporada puede ser muy diferente si Kaká y Adebayor mantienen el nivel que mostraron, convirtiéndose en un soplo de aire fresco en un Real Madrid que parecía un tanto deteriorado en los últimos partidos.

  • Deportes    
  • 10 feb 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Si uno rebusca entre las fotografía de Kaká es bastante probable encontrarse al brasileño con una sonrisa de oreja a oreja. Sin embargo, en las fotos del partido del domingo 6 de febrero frente a la Real Sociedad, esa sonrisa parece mucho más sincera.

Kaká anotó un gol en el minuto siete y su influencia al fin se notó en el juego. Emmanuel Adebayor cerró la goleada blanca y marcó su segundo tanto en el Bernabéu. Ambos se han mostrado como felices recambios cuando el equipo parecía exhausto.

Todos saben que Kaká es evangélico pero nadie sabía que Emmanuel Adebayor era cristiano hasta que llegó al Real Madrid y en una entrevista a la radio SER, Adebayor confirmó ser evangélico, y claro se muestra que Dios estuvo con ambos porque Kaká mostró su potencial y Adebayor cerró bien el partido y como lo muestra la foto, un fuerte abrazo como hermanos en Cristo y compañeros de equipo pareciera que desarrollarán un buen trabajo como evangélicos dentro del equipo merengue.

La recta final de esta temporada puede ser muy diferente si Kaká y Adebayor mantienen el nivel que mostraron, convirtiéndose en un soplo de aire fresco en un Real Madrid que parecía un tanto deteriorado en los últimos partidos.

Recientemente Kaká, declaró que para la buena recuperación ha tenido que “ser menos pesimista, dejar de tener miedo” y para eso ha necesitado “tener fe en Dios” y convencerse de que los tiempos “maravillosos” que había tenido como jugador pueden volver. Solo hay que “tener un poco más de paciencia”.

Adebayor, dijo al diario El País que el nuevo contrato firmado con el Real Madrid, es lo mejor que le ha pasado por eso el “2011 empieza muy bien. Gracias a Dios todavía estoy vivo. Sólo pienso en jugar mi fútbol con la gracia de Dios”.