nav
Jueves 19 de Julio de 2018

Mujer enfrenta 20 años de prisión por malversar más de 800 mil dólares de su iglesia

El juez federal de distrito James Peterson ha programado la sentencia para el 2 de octubre y enfrenta hasta 20 años en una prisión federal.

  • Iglesia    
  • 9 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Una mujer de 63 años fue declarada culpable de malversar más de 818,000 mil dólares de una iglesia católica en Wisconsin. Deborah Marcellus, quien fungió como directora de desarrollo de St. Joseph’s Catholic Church en Rice Lake, se declaró culpable la semana pasada en el Tribunal de Distrito de los EE. UU., en Madison, de cometer fraude y presentar una declaración falsa de impuestos, según el  Registro del Condado de Sawyer.

Marcellus generó más de 200 cheques fraudulentos de cuentas bancarias de la iglesia por  818,604 dólares desde 2011 hasta abril de 2017, según una investigación realizada por el IRS y el Departamento de Policía de Rice Lake. La Iglesia de San José y la Diócesis de Superior cooperaron en la investigación.

El juez federal de distrito James Peterson ha programado la sentencia para el 2 de octubre y enfrenta hasta 20 años en una prisión federal.

En junio pasado, la tesorera de confianza de 70 años de una pequeña iglesia en Des Moines, Iowa, que derrochó casi 59,000 mil dólares de los fondos de su iglesia en artículos personales, fue sentenciada a 80 horas de servicio comunitario y se le ordenó pagar el dinero después de sus acciones.

Casi obligó a la iglesia a cerrar.

Carol Jean Padgett había sido la tesorera de la iglesia por más de 11 años en el momento de su arresto en 2016. La congregación confiaba tanto en Padgett, que ella era la única que manejaba el dinero de la iglesia. Sin embargo, ella llevó a los líderes de la iglesia a creer que la iglesia tendría que cerrar debido a problemas financieros.

Según su consejo, hicieron recortes drásticos en el presupuesto de la iglesia, incluido el salario del pastor y los beneficios del seguro de salud. Muchos miembros de la iglesia también se ofrecieron como voluntarios o donaron dinero extra, pero las condiciones no mejoraron. Los líderes de la iglesia decidieron verificar las declaraciones bancarias de la iglesia y se sorprendieron por lo que descubrieron.

En agosto pasado, Susan Combs Pratt, esposa del Pastor Principal Weston Pratt de Living Waters Full Gospel Church en Hazard, Kentucky, fue acusada  de malversar 1.4 millones de dólares de Mercy Clinic en Jackson, donde trabajó como enfermera registrada y gerente de la oficina.

Y en octubre pasado, Robbie Wilkerson, el pastor fundador de la iglesia New Birth Christian Center en Chicago, Illinois, fue sentenciado  a 37 meses de prisión por defraudar a un programa de alimentos para niños de bajos ingresos. Su esposa, Tasha Wilkerson, fue sentenciada a 12 meses y un día en prisión.

[ Fuente: Christian Post ]