nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Netanyahu visitará México y Argentina para mejorar comercio con Israel

Israel también goza del apoyo de millones más de cristianos evangélicos en América Latina. El Dr. Luis Fernández Solares, dijo en la reciente Conferencia de Herzliya de 2017 que las instituciones evangélicas latinoamericanas deberían incrementar su cooperación con Israel.

  • Israel    
  • 2 sep 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

ARGENTINA.- La visita histórica del primer ministro Benjamin Netanyahu a México y Argentina a mediados de septiembre permitirá mejorar los lazos comerciales con Israel y abrir un diálogo con la comunidad judía de América Latina.

Será la primera vez que un jefe de Estado israelí  visite la región. “La visita de Netanyahu es un ejemplo importante en el fortalecimiento de las relaciones bilaterales entre Israel y los países latinoamericanos”, dijo a JNS.

org Claudio Epelman, director ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano.

También es significativo para las comunidades judías de la región. “En América Latina hay muchas comunidades judías, muy diferentes entre sí, grandes y pequeñas, pero todas comparten un gran afecto por el estado de Israel“, dijo Epelman.

Argentina es hogar de unos 230.000 judíos, tiene la comunidad judía más grande de América Latina. Hay cerca de 50.000 judíos en México, que tiene la tercera comunidad judía más grande de América Latina después de Brasil.

La visita de Netanyahu es parte de un esfuerzo más amplio para mejorar los lazos con aliados no tradicionales como los países africanos y asiáticos, así como con los países de mayoría musulmana.

En febrero, Netanyahu declaró que Israel está “girando hacia Asia” antes de visitar Singapur y firmar un tratado bilateral con Japón ese mismo mes. En marzo, visitó China con una gran delegación empresarial israelí para celebrar 25 años de relaciones diplomáticas entre Israel y China, y en julio, el primer ministro de la India, Narendra Modi, visitó Israel, fue la primera visita al estado judío por un jefe indio estado.

Los objetivos de Israel hacia África y Asia son los mismos que los de América Latina: mejorar los resultados para el Estado judío en los votos de los Estados Unidos, ampliar la cooperación económica, frenar la influencia iraní en esos continentes y reforzar las relaciones diplomáticas.

El plan de Netanyahu para visitar América Latina surgió por primera vez a fines del año pasado mientras recibía al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, en Jerusalén.

Los países latinoamericanos están mutuamente interesados ​​en colaborar con Israel, particularmente en los campos de la tecnología, la agricultura, la seguridad y la medicina, e Israel ya goza de fuertes relaciones con varios países latinoamericanos como México y Colombia.

Israel es el mayor socio comercial de México en Oriente Medio, y el comercio bilateral entre ambos países asciende a 700 millones de dólares en 2016.

Aunque Israel goza de cálidas relaciones en América Latina, la región también está llena de desafíos para el Estado judío.

Los desafíos para la nación israelí

En los últimos años, varias naciones sudamericanas han reconocido formalmente el estado palestino, comenzando con Brasil que lo reconoció en 2010 como un estado palestino basado en las líneas previas de Israel de 1967.

En el verano de 2014, cinco países -Brasil, Chile, Ecuador, El Salvador y Perú- recordaron a sus embajadores ante Israel protestar por la Operación Protección de Israel en Gaza contra el grupo terrorista palestino Hamas.

En febrero de 2016, la Autoridad Palestina abrió su primera embajada y misión diplomática en el Hemisferio Occidental -en Brasil-. Al mismo tiempo, Brasil se negó a aceptar el candidato de Israel como embajador de la nación sudamericana, el ex líder del movimiento de asentamientos israelí Dani Dayan.

Israel también se ha enfrentado a desafíos diplomáticos en Venezuela, donde su ex embajador, Shlomo Cohen, fue expulsado en 2009, en medio de las profundas relaciones entre ese país e Irán y Hamas. Al mismo tiempo, Israel también se enfrentó a una disputa diplomática con México a principios de este año cuando Netanyahu comentó sobre la exitosa valla a lo largo de su frontera con Egipto, que el gobierno de Trump ha señalado como un modelo para su posible frontera con México.

Antes de la reciente iniciativa del gobierno israelí de expandir las relaciones en América Latina, activistas y legisladores de la región comenzaron a promover una imagen positiva de Israel para combatir la creciente influencia del movimiento BDS -Campaña internacional de Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel -.

Durante la Cumbre Anual de América Latina de la Fundación Aliados de Israel en marzo de 2016, parlamentarios de 13 países de América Latina y el Caribe firmaron una resolución en apoyo de Israel y contra BDS.

Haciendo eco de estos sentimientos, el político mexicano Hugo Eric Flores Cervantes -un cristiano evangélico- afirmó que no debería haber boicots de productos fabricados en los territorios en disputa durante una visita a Samaria este verano. E instó a México a profundizar el comercio con Judea y Samaria.

Israel también goza del apoyo de millones más de cristianos evangélicos en América Latina. El Dr. Luis Fernández Solares, director nacional de la Embajada Cristiana Internacional de Jerusalén (ICEJ) en Guatemala, dijo en la reciente Conferencia de Herzliya de 2017 que las instituciones evangélicas latinoamericanas deberían incrementar su cooperación con Israel y las comunidades judías locales para combatir a los líderes “izquierdistas” región con estrechos vínculos con las naciones árabes, así como con Irán y los palestinos.

Después de su visita sudamericana, Netanyahu se dirigirá a la Asamblea General de la ONU el 19 de septiembre en Nueva York. Su aparición coincidirá con el 70 aniversario del Plan de Partición de 1947, en el que 13 países de América Latina y el Caribe votaron a favor de la creación de un Estado judío en el antiguo Mandato Británico de Palestina.

Foto: El primer ministro Benjamin Netanyahu se reunió con el presidente de Guatemala Jimmy Morales en la oficina del primer ministro en Jerusalén, el 29 de noviembre de 2016.

[ Fuente: The Jewish Star ]