nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Activistas judíos celebran y prometen construir Tercer Templo

“El Templo será reconstruido. La ciudad de Sión será restaurada. Vamos a cantar una nueva música y subir [al Templo] “.

  • Israel    
  • 14 oct 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL.- Cerca de 500 judíos religiosos subieron junto a la Explanada de las Mezquitas, al lado del Monte del Templo durante la celebración de Sucot (Fiesta de los Tabernáculos) la semana pasada. Se comprometieron públicamente a construir el Tercer Templo en el sitio, de acuerdo con el Jerusalem Post.

Prohibidos de subir al Monte del Templo para hacer oraciones, el movimiento este año rompió barreras porque retomó la antigua práctica de la “libación del agua”.

La práctica se hace desde los tiempos del Antiguo Testamento, siendo descrita en Levítico 23.

Durante siglos, en esa época del año, en el último día de Sucot, el toque de las trompetas convocaba al pueblo. La gente se postraba en las calles y asistía a la marcha de los sacerdotes, que partían del tanque de Siloé con una vasija de plata llena de agua. Caminaban con ella hasta el Templo y la derramaban en el altar. También hacían libaciones con vino mientras oraban pidiendo las bendiciones de Dios y la lluvia sobre la tierra.

Desde el resurgimiento de Israel, los judíos hacen un ritual diferente, que se limita al barrio judío de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Este fue el primer año en que la ceremonia se realizó tan cerca del lugar más sagrado del judaísmo.

Entre las alabanzas que cantaban durante la ceremonia, hicieron promesas de reconstruir el templo judío en el lugar donde están las mezquitas de Omar y Al-Aqsa: “El Templo será reconstruido. La ciudad de Sión será restaurada. Vamos a cantar una nueva música y subir [al Templo] “.

El presidente del Instituto del Templo, el rabino Yisrael Ariel, que participó en la marcha, dijo que estaba satisfecho con la creciente disposición de los israelíes a ver el templo restaurado. “En el pasado, sólo se hablaba sobre el Muro de las Lamentaciones, pero las personas presentes en esta ceremonia, sienten que el Muro es sólo una parada en el camino. El objetivo principal es el Templo. Puede llevar tiempo, pero es casi un hecho ahora y nadie podrá detenerlo “.

Ariel también enfatizó que era importante que los judíos practicaran rituales religiosos junto al Monte del Templo para fortalecer la campaña de reconstrucción. “Es como una guerra. Usted no puede ir al campo de batalla sin entrenar a sus soldados. Usted debe enseñarles la doctrina de combate o entonces ellos perderán la batalla. Sin aprender las reglas del Templo, el halajot (leyes judías), no podríamos avanzar”, asegura.

De acuerdo con la Asociación de Organizaciones del Templo, unos 530 judíos visitaron el Monte del Templo el domingo (8). Para Ariel, eso evidencia el anhelo de las personas en reconstruir el Templo. “Durante el Sucot en los años pasados, tres personas, tal vez cinco, subieron al Monte del Templo. Hoy son más de 500. Es obvio que algo está cambiando “, finalizó.

[ Fuente: Jerusalem Post ]