nav
Jueves 21 de Junio de 2018

Profecías se mencionan durante la inauguración de la embajada en Jerusalén

La ceremonia tuvo una oración de dos pastores y un rabino

  • Israel    
  • 16 may 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL.- La ceremonia de apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, celebrada el lunes, atravesó la atención de todo el mundo. El evento fue transmitido en directo a millones de personas por canales de televisión de varios países y por internet, incluyendo el perfil oficial de la Casa Blanca en las redes sociales.

Entre los muchos discursos y agradecimientos a políticos y personalidades, llamó la atención el tono religioso usado.

Parece ser algo natural, dada la prominencia de la ciudad de Jerusalén, mencionada más de mil veces en la Biblia, sea por su nombre o uno de sus equivalentes, como “Sión”.

Estuvieron presentes dos pastores evangélicos y un rabino, que hicieron oraciones de dedicación y pidieron la bendición de Dios. El primero en hablar fue Robert Jeffress de la Primera Iglesia Bautista de Dallas, y un conocido partidario del presidente Donald Trump desde la campaña de 2016.

Jeffress mencionó durante la oración la promesa bíblica del “Dios de Abraham, Isaac y Jacob” que Israel sería instrumento de bendición para todas las naciones. “Mirando la historia, vemos a Israel, sobre todo bendijo el mundo apuntando hacia ti, el único Dios verdadero, por el mensaje de sus profetas, por las Escrituras y por el Mesías”, afirmó.

El pastor mencionó el cumplimiento de profecías sobre la restauración de Israel en 1948, después de casi dos mil años dejando de ser contada entre las naciones. Ciertamente citando a Salmo 122: 6-7: “Oramos por la paz de Jerusalén, porque prosperarán aquellos que te aman. Hay paz dentro de tus muros”.

Considerando el gran número de judíos en el evento, incluyendo algunos de los principales rabinos del país, llamó la atención el hecho de que él cerró diciendo “en nombre del Príncipe de la Paz, nuestro Señor Jesucristo”.

El rabino Zalman Wolowik oró para que más naciones cambien sus embajadas en breve. Citando el profeta Zacarías, recordando que la humanidad debería “amar la verdad y la paz”, recordando que reconocer a Jerusalén como capital, es la verdad y que el deseo del pueblo judío es vivir en paz en su tierra.

Cuando el primer ministro Benjamín Netanyahu subió al escenario, afirmó que la historia estaba siendo hecha con la inauguración de la embajada. “En Jerusalén, el rey David estableció nuestra capital hace tres mil años. Aquí el rey Salomón construyó nuestro Templo, que se quedó de pie por siglos y fue reconstruido por los que volvieron del exilio en Babilonia … ¡Estamos en Jerusalén para quedarnos!”, declaró.

Después de varios otros discursos, el pastor John Hagee, del ministerio “Cristianos Unidos por Israel”, cerró la ceremonia con una oración. Él citó varios pasajes bíblicos, recordando las promesas de Dios a Jerusalén hechas por los profetas del Antiguo Testamento.

“Te agradecemos por el Estado de Israel, la antorcha solitaria de la libertad en Oriente Medio, que vive y prospera a causa de su amor eterno por el pueblo judío”, afirmó Hagee.

“Jerusalén es la ciudad donde el Mesías vendrá y establecerá un reino que no tendrá fin”, recordó. “Que sea anunciado al mundo hoy que Jerusalén vive … Que cada terrorista islámico escuche ese mensaje: Israel vive. “Que se oiga en la sede de las Naciones Unidas y en el palacio presidencial de Irán y todos los hombres: Israel vive”, anunció, concluyendo con las palabras: “no parpadee ni duerme el que guarda Israel … ¿Quién puede dar un aleluya?”.