nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Sicario se convierte en un predicador que ayuda a rescatar a delincuentes

En rueda de prensa en un hotel chihuahuense, Millán, aseguró que trabaja con reos de alta peligrosidad y con delincuentes, a quienes reinserta en la vida social.

  • Pastor    
  • 21 mar 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

A los 12 años fue su primer asesinato, pero John Henry Medellín, se presentó en Chihuahua como todo lo contrario; hoy es empresario aclamado por sus fans.

A John Henry Medellín, se le conocía antes como El Chino Millán, se presentó como un predicador evangélico. Este colombiano, quien fuera sicario del narcotraficante Pablo Escobar en Colombia ahora realiza el negocio de regenerar delincuentes.

Una personalidad en Colombia y en Internet, El Chino dejó de ser uno de los más buscados en su país para ser un empresario, pues su proyecto Vida Max Internacional tiene presencia en 60 países y mil 500 centros penitenciarios, informa diario El Universal de México.

En rueda de prensa en un hotel chihuahuense, Millán aseguró que trabaja con reos de alta peligrosidad y con delincuentes, a quienes reinserta en la vida social.

John Henry Medellín, se define asimismo como un miembro de “las grandes ligas de la delincuencia”, cuenta que fue torturado de joven y asegura que era “el segundo hombre más búsqueda en el ajedrez del cártel” de Medellín.

Después de salir de la vida del cártel, El Chino escribió Los hijos del dolor.

Fue predicador en Los Ángeles, Estados Unidos. Y sus fans los “aclaman” en Facebook.