Mineros rescatados presentan problemas psicológicos por falta de espacio para descansar

“Necesitan descansar y nosotros los vamos a acompañar todo el tiempo que sea necesario”, agregó el experto, sobre las terapias que requieran los mineros para superar primero el trauma del encierro.

  • Asistencia Comunidad    
  • 23 oct 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Este viernes cinco mineros acudieron a una clínica para ser tratados por sicólogos. Uno de los mineros rescatados de la mina San José fue dado de alta hoy tras ser hospitalizado el día anterior por trastornos sicológicos, mientras otros tendrían también dificultades, incluso consumo excesivo de alcohol, según se informó.

Edison Peña, de 33 años, quien era llamado el minero atleta por su costumbre de correr hasta 10 kilómetros por las galerías de la mina, fue internado el jueves de esta semana en Copiapó, 800 kilómetros al norte, debido a un síndrome de angustia y, según versiones de prensa local, tuvo una intoxicación alcohólica.

Sin embargo ayer viernes abandonó el hospital y viajó a la capital de Metropolitana de Santiago donde junto a los otros 32 mineros. EL lunes será recibido en la sede de gobierno por el presidente Sebastián Piñera. El mandatario, incluso, jugará un partido de fútbol con los mineros.

El médico director de la Asociación Chilena de Seguridad, quien vela por el cuidado médico de los mineros, dijo que Peña presentaba los primeros síntomas de un cuadro de stress postraumático. Señaló que “desarrolló un cuadro muy severo”, pero que fue dado de alta y viajó a esta capital, donde tiene su hogar, y deberá continuar el tratamiento con sicólogos.

Otros cinco mineros acudieron el viernes a la clínica de la mutual para ser tratados por sicólogos. Uno de los que acudió fue Claudio Yáñez quien concurrió también a las oficinas del Registro Civil para iniciar los trámites para casarse con su novia, Cristina Núñez, con la cual vive desde hace unos años y tiene una hija. La boda será el 10 de diciembre y la pareja podrá contar con una casa regalada por un millonario empresario minero de la región, que además les obsequió 10.000 dólares a cada uno de los 33 mineros.

Según la AFP, Los médicos no han confirmado las versiones de prensa de que al menos cinco mineros habrían recaído en sus aficiones alcohólicas, lo que preocupó a las autoridades mientras permanecieron atrapados por cuanto presentaron en algún momento el síndrome de abstinencia.
Los problemas sicológicos fueron previstos por los médicos, quienes intentaron retenerlos internados más allá de las 48 horas que permanecieron inmediatamente tras su rescate el 13 de octubre.

Alberto Iturra, sicólogo, de la mutual de seguridad, dijo que no fue posible ese periodo de aislamiento y que ahora “estamos pagando los costos que eso tiene”. Agregó que “los mineros volvieron con su personalidad intacta, con lo bueno y con lo malo”.

Sin embargo, la evidente falta de espacio para descansar preocupa a los especialistas. “Lo que más ha afectado a los mineros es la falta de descanso. Se les había pedido que tuvieran un régimen especial por al menos 15 días, pero por esta cosa mediática no han tenido este espacio”, explicó a la AFP el sicólogo Alberto Iturra, jefe del equipo de apoyo a los mineros rescatados.

“Necesitan descansar y nosotros los vamos a acompañar todo el tiempo que sea necesario”, agregó el experto, sobre las terapias que requieran los mineros para superar primero el trauma del encierro y luego enfrentarse de golpe a una nueva realidad.
La súbita fama de los mineros era previsible, al igual que el deseo de alguno de ellos por volver a la mina San José, según Iturra.

“Lo anunciamos en algunas consideraciones previas. Es natural que después de que pasen cinco o seis días comiencen a echarse de menos entre ellos y extrañar la mina, donde había mucho más paz y tenían control del espacio”, explicó el sicólogo.

Pero en uno o dos meses, su vida debiera retornar a la normalidad. “Es una ilusión pensar que esto les va a cambiar la vida. Dentro de un mes o dos meses, muchos van a estar pensando en volver al trabajo de minero”, concluyó el experto.