Billy Graham revela “el gran mal en el mundo”

Fiel al estilo que marcó su carrera, Billy Graham, de 93, años de edad, citó varios textos bíblicos que dicen: “El mayor problema que enfrenta el mundo de hoy es lo mismo que siempre….”.

  • Ministros    
  • 26 ago 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

El mayor problema que enfrenta el mundo de hoy no es el Estado Islámico, o el aborto, ni la agenda homosexual. Billy Graham dice que la raíz que está detrás de todo es: el corazón humano.

En un texto publicado en su página personal, el evangelista responde a la pregunta de un lector que quería saber la opinión de Graham sobre “cuál es la mayor amenaza en el mundo hoy en día”.

“Hemos hablado de esto en nuestra clase bíblica en la iglesia, pero no pudimos llegar a una conclusión”, dijo el internauta.

Fiel al estilo que marcó su carrera, Billy Graham, de 93, años de edad, citó varios textos bíblicos que dicen: “El mayor problema que enfrenta el mundo de hoy es lo mismo que siempre fue: el corazón humano. La Biblia dice sin rodeos: “Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? (Jeremías 17: 9)”.

El evangelista luego hizo una propuesta: “Piense por un momento cómo sería si pudiéramos deshacernos de nuestro orgullo y el egoísmo. Tendríamos un mundo perfecto.

Podríamos vivir en armonía unos con otros, y no habría ningún conflicto o guerra. El odio y los celos terminarían. Viviríamos motivados por el amor, la compasión y el respeto mutuo”.

Aseguró que a medida que esto no acontece, está claro que todavía estamos lejos de vivir el “mundo perfecto que la Biblia promete: ‘No alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra (Isaías 2: 4)’”.

Famoso por utilizar la frase “la Biblia dice” en sus cruzadas, Billy Graham dice que las advertencias están en todas las Escrituras. “El terrorismo, la violencia, la delincuencia, las drogas, la corrupción, las relaciones rotas, la lista es casi interminable”, ha asegurado. Y respecto al corazón, citó a Santiago 4: 1: “¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones que combaten en vuestros miembros? “.

Tras décadas de experiencia en el ministerio, él hace una exhortación para el tono pastoral, señalando que “nuestra mayor necesidad hoy en día es lo que siempre fue: Volverse a Dios para el perdón y una nueva vida que necesitamos”. Concluyó diciendo que esto sólo es posible porque Jesucristo dio su vida por nosotros. Se entiende que la idea de la plena paz en la Tierra es ilusoria, pero la promesa de Jesús es fiel a ella: “La paz os dejo, mi paz os doy”, (Juan 14:27).