nav
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Alianza Metropolitana de Pastores Evangélicos insta a fluir más ayuda para damnificados

Veracruz, México quedó desbastada por las inundaciones provocadas por los ríos Coatzacoalcos, Papaloapan, Tesechoacan y San Juan, aunque está descendiendo su nivel de agua, su recostrucción costará 70 millones de pesos.

  • Ayuda Humanitaria    
  • 5 oct 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Hoy más que nunca los damnificados de Veracruz, México, necesitan de su ayuda para la reconstrucción. Las fuertes inundaciones provocadas por los ríos Coatzacoalcos, Papaloapan, Tesechoacan y San Juan, han dejado a la ciudad en un estado muy crítico, sin embargo los cuatro ríos han comenzado a descender su nivel de agua.

De acuerdo con una evaluación oficial, la reconstrucción de las zonas devastadas por lluvias e inundaciones tendrá un costo de 70 mil millones de pesos.

Por tal motivo, el Congreso, aprobó al gobierno local contratar una línea de crédito hasta por 10 mil millones de pesos a pagar en 20 años para llevar a cabo la reconstrucción de las zonas afectadas.

“Hay que pensar en las donaciones en efectivo. La situación económica en el estado es difícil, se debe hacer un frente común, es momento de hacer donativos en los bancos para reactivar la zona, seguimos pidiendo para que el corazón de los fieles se vuelque, debemos seguir apoyando con víveres y hoy pensar en aportaciones económicas para reactivar las zonas”, instó el secretario de la Alianza Metropolitana de Pastores Evangélicos, Fernando Jara Todd.

José Llanos Arias, jefe de Proyecto de Hidrometeorología del Organismo de Cuenca Golfo Centro de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), explicó que la baja en los niveles de ríos se debe a que disminuyeron los escurrimientos de agua de otras entidades y a los desfogues de las presas Cerro de Oro y Temascal, en Oaxaca.

“Veracruz es un estado donde Dios ha puesto sus ojos y todos haremos lo necesario para resolver los problemas, las iglesias evangélicas haremos todo lo posible, esperamos muchas bendiciones”, resaltó Todd.

El secretario de la Alianza Metropolitana de Pastores Evangélicos dijo que estas duras experiencias harán reflexionar a todos quienes viven en las orillas de los ríos, y buscar lugares seguros para establecerse.

F: El Mundo de Orizaba