nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Evangelista con cáncer vio ‘ángeles’ aliviando su dolor en hospital

En la lucha contra el cáncer de estómago, Nabeel Qureshi sintió manos de ángeles tocando su cuerpo, mientras sentía el peor dolor de su vida.

  • Evangelismo    
  • 4 ago 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

En la lucha contra el cáncer de estómago, el apologista cristiano Nabeel Qureshi tuvo una experiencia sobrenatural con Dios en el momento en que él sintió el “peor dolor de su vida” durante el tratamiento.

Qureshi, que es un ex musulmán convertido al cristianismo, dijo que los médicos insertan un stent (pequeña prótesis en forma de tubo) en su cuerpo para inducirle alimentos. “Era un procedimiento de emergencia, porque no había comido durante más de una semana”, dijo en un vídeo registrado desde la cama del hospital.

A la mañana siguiente, el stent fue desalojado del estómago y luego moverlo hacia el esófago, causando un dolor extremo en Nabeel. “Yo sólo vomitaba sangre mientras me llevaban a emergencia. Yo estaba con un dolor traicionero. Yo nunca sentía ni imaginaba un dolor como éste antes. Era como si algo dentro de mí estuviera tratando de explotar”, relató.

El pequeño tubo quedó alojado en la garganta de Nabeel durante 60 horas antes de ser removido por los médicos. Mientras sentía un dolor intenso, el ex musulmán pudo percibir la presencia de Dios.

“Mientras yo miraba el peor dolor, oí voces de tranquilidad.

No sabía si era mi cabeza a causa del dolor o si el Señor estaba hablando conmigo”, dijo. “Pero sentí una presencia que, a pesar de no estar físicamente allí, sabía que había una presencia allí”.

Las dudas del evangelista se tornaron certezas y supo que los ángeles fueron enviados por Dios. “Algunos amigos vinieron a orar por mí y yo estaba pensando: ‘¿Ellos pusieron las manos en mi cabeza? ¿Ellos pusieron las manos en mi estómago? “Yo miraba a ver lo que estaban haciendo, pero ellos estaban de mi mano. Sólo que sentí las manos en mi cabeza y en mi estómago. Pensé: ‘¿El Señor me envía ángeles?’, relató.

En base a su experiencia, Nabeel observó que Dios se hace presente en medio de los peores dolores de la vida. “Dios estará allí. Él enviará su consuelo, ya sea a través del ministerio de ángeles o a través de su propia voz. Él estaba allí para mí y no creo que sea especial, así que él también estará allí para usted si usted estaba pasando por algo así”.

Hablando sobre el tratamiento, Nabeel afirmó que pronto los médicos insertaran un nuevo tubo para que deje de perder peso, vuelva a alimentarse e iniciar su proceso de recuperación. “Yo estaré en el hospital por lo menos unos días más, así que yo apreciaría sus oraciones constantes”, pidió.

[ Fuente: Gospel Herald ]