nav
Viernes 09 de Diciembre de 2016

Evangélicos marcharan contra aborto, fertilización in vitro y matrimonio gay en Costa Rica

“Queremos demostrar que somos más lo que no queremos ir en contra de la Constitución, de familia y la palabra de Dios. Somos un país democrático y sin discriminación; sino que la mayoría manda”, diputado Justo Orozco.

  • Eventos    
  • 16 jul 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Este próximo 10 de agosto los evangélicos se preparan para llevar una marcha masiva en el que se esperan que se unan unas 30 mil personas para protestar contra: el aborto, fertilización in vitro, matrimonio gay y la pastilla un día después.

Según el diario La Nación de Costa Rica, los organizadores dicen que buscan contrarrestar los actos por los derechos gais, pero los evangélicos consideraran que mediante los proyectos de ley para regular las uniones del mismo sexo, permitir el aborto, fertilización in vitro, y la pastilla un día después, es un ataque contra la familia.

Tales iniciativas, según los organizadores, constituyen un “combo de la muerte”.

La marcha “por los derechos de la familia y la paz” está prevista para las 9 a.m. Iniciando en el parque de la Merced y concluyendo en la plaza de la Democracia, en San José.

“Es una marcha pacífica con música y oración para el país”, expresó Juan de Dios Calderón, coordinador general y presidente de la Red de Evangelistas y Profetas.

Calderón hizo un llamado a cristianos evangélicos y católicos que estén a favor de la familia “conforme al diseño de Dios”.

Según Calderón, durante la marcha solicitaran firmas para enviarlas con una declaratoria en favor de la familia a la presidenta, Laura Chinchilla, y al presidente de la Asamblea Legislativa, Luis Fernando Mendoza.

Justo Orozco, diputado del partido Renovación Costarricense, no es organizador de la marcha, sin embargo, expresó que quieren contrarrestar esas “marchitas del grupo Diversidad”.

“Queremos que la vida siga. La actividad es a favor de la familia tradicional de papá, mamá, hermanos y abuelos. Es en contra de las uniones de hecho y todo lo que vaya en contra de lo que dice la Biblia”.

“Queremos demostrar que somos más lo que no queremos ir en contra de la Constitución, de familia y la palabra de Dios. Somos un país democrático y sin discriminación; sino que la mayoría manda”, añadió el legislador.

Fuente: La Nación de Costa Rica