nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Deportan a pastor mexicano residente en Utah desde 1999

Un pastor evangélico mexicano residente en Utah desde 1999 será deportado hoy, mientras que su esposa recibió permiso para permanecer en el país hasta marzo y decidir qué sucederá con los tres hijos de la pareja.

  • Sociedad    
  • 16 ene 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) confirmó hoy que Santos León, de 36 años, y su esposa Bertha, 34, figuraban en la lista de personas buscadas por ICE por no haberse presentado ante las autoridades federales hace nueve años.

ICE también confirmó que la deportación es inapelable y que el procedimiento se iniciará hoy aunque, por razones de seguridad, la oficina de información pública de ICE en Los Ángeles no pudo precisar otros detalles.

Los agentes del ICE detuvieron a León el martes, poco después que el pastor, quien también trabaja como obrero de la construcción, dejase a su hijo (de 14 años) en la escuela.

Bertha Santos también fue detenida aunque luego recuperó su libertad por razones humanitarias , para que cuide a su hijo y a las otras dos hijas del matrimonio, de 9 y 6 años, todos ellos nacidos en Estados Unidos.La madre deberá abandonar el país el 1 de marzo próximo y piensa llevarse a sus hijas, mientras que el hijo mayor permanecería en Utah.

El destino de la vivienda y de los vehículos de la familia aún no se ha definido.Tampoco se ha establecido qué pasará con la congregación que los Santos fundaron en el 2001, aunque Bertha Santos indicó que los miembros de la iglesia están colaborando con su familia y prometieron seguir haciéndolo en las semanas siguientes.

La noticia causó alarma e indignación entre los pastores hispanos de la región.Me parece terrible que se cumpla tan estrictamente con la letra de la ley sin pensar en que se está dividiendo a una familia y lastimando a toda una comunidad , opinó Carlos López, fundador de Ministerios En-Hacore (en Denver), que provee ayuda espiritual y material para los inmigrantes a punto de ser deportados y sus familias.

Está muy bien cumplir con la ley y así debe ser. Pero habría que preguntarse si las leyes migratorias actuales cumplen con el espíritu y con los valores sobre los que se fundaron este país , agregó.Estamos en una época de crisis y éste no es un buen momento para que 120 personas se queden sin el soporte espiritual que necesitan , indicó López, quien fundó su ministerio tras haber sido erróneamente deportado por ICE.