nav
Miércoles 16 de Agosto de 2017

Jimmy Carter advierte excesiva mezcla de religión y política en la iglesia

Carter, denunció que “hay pastores llamando abiertamente a los miembros a votar hacia un cierto candidato. Esa es una avería grave porque existe un principio que dice separación de iglesia y Estado”, resaltó.

  • Iglesia/Estado    
  • 5 nov 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Jimmy Carter, el ex presidente de EE.UU., tiene algunas fuertes palabras donde él ve como una “mezcla excesiva de la religión y la política”. Y comenzó con la denominación, a la cual llamó su casa por más de siete décadas: la Convención Bautista del Sur.

El diario norteamericano The Huffington Post, asegura que Carter afirma que está ocurriendo una “metástasis hacia otras religiones, donde existe una afiliación real entre la denominación y los elementos más conservadores del Partido Republicano es casi oficial”, expresó el ex mandatario durante una visita al periódico para promover su nuevo libro: “Diario de la Casa Blanca”.

Carter, denunció que “hay pastores llamando abiertamente a los miembros a votar hacia un cierto candidato. Esa es una avería grave porque existe un principio que dice separación de iglesia y Estado”, resaltó.

Aunque Carter critica la influencia loa cristianos conservadores “en la política, se sostiene que las religiones y las personas religiosas tienen el derecho – y el deber – de hablar sobre cuestiones morales.

“Es completamente legítimo que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días o bautistas o metodistas y católicos o cualquier otra persona a expresen sus puntos de vista de su fe en particular, incluso cuando se trata de una opinión sobre una posible legislación.

Los mormones tienen perfecto derecho a expresar sus opiniones contra el matrimonio gay”.

El matrimonio Carter, dejaron a los Bautistas del Sur en el 2000, tras el turno de trabajo de la denominación hacia la política conservadora y las nuevas declaraciones doctrinales que son, a juicio de Carter, más anti mujer, aunque la pareja sigue congregándose en la Iglesia Bautista Maranatha cuando están en su casa en Plains, Georgia.