nav
Viernes 20 de Julio de 2018

Líderes evangélicos quieren que Brasil transfiera embajada en Israel a Jerusalén

Diputados y pastores hacen campaña para que Temer siga la propuesta de Trump

  • Iglesia/Estado    
  • 8 dic 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL.- En el primer semestre del año, mientras que la idea de cambiar la embajada a Jerusalén era sólo una promesa del presidente Donald Trump, algunos parlamentarios brasileños ya se habían posicionado a favor de Israel.

El gobierno de Temer ha venido votando en la ONU contra Israel, incluyendo  apoyo resoluciones de la UNESCO que desvinculaban a los judíos de la ciudad fundada por el rey David hace más de 3.000 años.  El diputado federal Ezequiel Teixeira fue uno de los primeros a expresar su molestia.

“Eso no refleja la opinión del pueblo brasileño. Nosotros somos amigos del pueblo de Israel y esa es la posición de un grupo político. Nosotros, los brasileños, amamos a Israel y al pueblo de Israel. Como cristianos, bendecimos a esa nación”, declaró el diputado, que también es fundador y líder de la iglesia Proyecto Vida Nova en Río de Janeiro.

En el mismo momento, el diputado Victorio Galli (PSC / MT) tomó una iniciativa inédita y pidió en el plenario de la Cámara: “Cambiemos la embajada a Jerusalén y paremos de intentar deslegitimar el Estado de Israel y su capital… es hora de volver a dar ejemplo al mundo”.

El miércoles (6) Galli demostró que sintoniza con la petición del primer ministro Benjamin Netanyahu, quien invitó a otros países a cambiar sus embajadas. Aplaudido por los colegas, pidió a Temer que reconozca Jerusalén y también haga el cambio.

Como se trata de una cuestión de pruebas en el momento, la BBC ha explorado el tema que muestra la ignorancia de la corriente principal de los medios de comunicación sobre lo que realmente sucede en Israel detrás de la “cortina de humo” persistentemente lanzada por la ONU.

Uno de los que se manifestó fue Jony Marcos (PRB / SE), que preside el Grupo Parlamentario de Amistad Brasil-Israel. A pesar de contar, según la BBC, con un grupo de “amigos” de Israel totalizando 46 diputados y senadores, ningún cambio significativo en las relaciones diplomáticas entre los dos países es perceptible. El caso más emblemático fue el embrollo creado cuando la ex presidenta Dilma Rousseff rechazó el nombramiento de Dani Dayan y no se encontró embajador de Israel en Brasil cerca de dos años.

Jony Marcos, que está ligado a la Iglesia Universal del Reino de Dios, afirma que tras el receso parlamentario, a principios del próximo año, pretende movilizar a los integrantes del grupo para una reunión en Itamaraty. El objetivo sería presionar al gobierno de Temer a seguir los pasos de la administración de Trump.

Esto es algo bastante improbable ya que ni las resoluciones de la UNESCO, siguiendo la política del libro de jugadas islámicas, se han invertido hasta el momento. De hecho, la reacción política fue anodina cuando el gobierno del PT ha dado dinero de los impuestos a la banda terrorista palestina Hamas , optó por el reconocimiento de Palestina como nación independiente , y cedió terreno para la construcción de su embajada en Brasilia.

El gobierno brasileño cambió de partido, pero no cambió de posición. Tanto el actual ministro de Relaciones Exteriores, Aloysio Nunes, como su antecesor, José Serra, mantuvieron la posición de subordinación a pautas de Cuba y Venezuela, defensoras de resoluciones sobre cuestiones de derechos humanos en Israel, pero no miraron a su propio patio.

Pero el posicionamiento de Trump ya recoge adeptos. Filipinas y la República Checa acompañaron la decisión de los estadounidenses y también reconocieron a Jerusalén como capital, abriendo negociaciones para el cambio de la embajada.

En el sitio de Itamaraty no hay ni siquiera una nota para aclarar la posición de Brasil. Mientras tanto, el Frente Parlamentario Evangélico, uno de los bloques más importantes dentro de la Cámara de Diputados, se posicionó. En una nota firmada por su presidente, el Sr. Pastor Takayama (PSC / PR), declaró: “Nosotros, como Frente Cristiano, apoyamos a Israel. Todo cristiano tiene la Biblia como referencia. En el capítulo 3 de Génesis dice que el pueblo que bendiga a Abraham / Israel será un pueblo bendecido. Abraham es padre de los judíos y de los árabes. Es una cuestión milenaria. Entendemos que esto es muy importante para Israel y para los cristianos. Sin embargo, el mecanismo utilizado para el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel no fue debidamente entendido. Pero creemos que puede ser el comienzo de un entendimiento entre las partes”.

Pastora quiere un millón de firmas

La antigua defensora de Israel junto a los líderes eclesiásticos y políticos, la pastora Jane Silva, que preside la Comunidad Internacional Brasil-Israel, está confiada. “Donald Trump está siendo un sembrador de la verdad”, afirmó.

Ella pretende recoger un millón de firmas en el intento de presionar al gobierno brasileño a cambiar su postura hacia Israel. Ya planea la entrega del documento, junto a 3.000 personas en un gran evento en Brasilia en febrero.

Conocida por su firme posición, dirigió en septiembre una delegación que incluía siete parlamentarios y figuras de los medios como Joice Hasselmann y Bia Kicis. Ellos fueron a Jerusalén para un encuentro en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel. El objetivo era pedir perdón a las autoridades israelíes por la postura de Brasil en votaciones en la UNESCO y en la ONU, que rompían con la tradición de amistad entre los dos países.

Al mes siguiente, ella estaba en Nueva York para una reunión con el diplomático israelí Dani Dayan, cónsul a quien le pidió perdón en nombre de los cristianos brasileños por el rechazo que sufrió po parte del gobierno de Rousseff. Ella considera este tipo de gesto algo “profético”.

“Lo que el gobierno brasileño está haciendo (al apoyar resoluciones contra Israel) es rasgar nuestra Biblia, romper nuestra fe. Brasil vota que Jerusalén no tiene que ver con el pueblo judío, con Israel. Si Jesús no es hombre judío, no tiene que ver con el pueblo judío, Brasil está tentado desmontar la fe en el cristianismo”, explica la pastora.

Para ella, el reconocimiento iniciado por Trump es importante porque, “por encima de todo, reconoce una verdad factual. Que Jerusalén ha sido la capital de Israel desde 1948, y no 1967 como alegan los palestinos”.

La pastora no tiene duda de que ésta es una cuestión sobre todo religiosa. Aunque para los musulmanes es un lugar sagrado, eso es una cuestión bastante controvertida. “Mahoma nunca salió de Arabia, nunca estuvo en Jerusalén y la ciudad ni siquiera se menciona en el Corán. Las mezquitas que están en el Monte del Templo fueron construidas cerca de 75 años después de su muerte”, recuerda.

[ Fuente: BBC ]