nav
Domingo 20 de Mayo de 2018

Candidato conservador va a segunda vuelta por no apoyar matrimonio gay

A lo largo de toda la campaña fue llamado “radical”, “extrema derecha”, “homofóbico” y otros adjetivos similares, en el intento de asociar a él una imagen negativa.

  • Iglesia/Estado    
  • 6 feb 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

SAN JOSÉ, COSTA RICA.- El ascenso del conservadurismo parece ser innegable en América Latina. Después de la victoria de Donald Trump en EEUU, quedó claro que los intentos de manipulación de los medios de comunicación dan cada vez menos resultados en tiempos de red social.

El candidato Fabricio Alvarado, del nuevo Partido de Renovación Nacional (PRN), es un periodista de carrera consagrada y también cantante cristiano. Él era el único diputado federal del PRN y tenía cerca del 3% de las intenciones de voto para presidente en las encuestas hasta hace dos semanas.

Eran 13 candidatos, incluidos los representantes de los dos partidos que se alternaron en el poder en el último siglo.

A lo largo de toda la campaña fue llamado “radical”, “extrema derecha”, “homofóbico” y otros adjetivos similares, en el intento de asociar a él una imagen negativa. El motivo fue su postura abiertamente evangélica, sin ceder al discurso políticamente correcto y mantenerse firme en la oposición a la legalización del matrimonio gay y del aborto, propuesto por el Partido de la Acción Ciudadana (PAC) que actualmente ocupa el poder en el país.

Esa es una de las promesas de Carlos Alvarado, ex ministro de Trabajo y candidato de la situación. Pero parece que toda la campaña mediática ha errado. La primera vuelta de la elección fue el domingo (4) y abiertas en casi la totalidad de las urnas El diputado evangélico tuvo el 24,78% de los votos, contra el 21,74% del ex ministro oficialista.

Para los debates de la segunda vuelta, el mismo apellido es lo único que los dos tienen en común. Los costarricenses vuelven a las urnas el 1 de abril y los analistas creen que será un verdadero referéndum en el país, para mostrar si quieren o no, abrazar el liberalismo ideológico.

Fabricio Alvarado, de 43 años, podría ser el primer presidente evangélico de la historia del país y surge como favorito a pesar de la masiva campaña contraria a él, promovida por los medios. En cuanto a las proporciones, su caso se asemeja al de Trump, ya que los institutos de investigación no reconocían su popularidad, que revelaba el pensamiento conservador de la mayoría de los costarricenses.

La gran cuestión de esta elección fue el reconocimiento (o no) del matrimonio gay, pero esa no es única propuesta de Fabricio. Su lema de campaña fue la defensa de la familia y la promoción de “principios y valores” como base de la sociedad, pero también hablaba sobre el combate a la corrupción.

“Sin duda, la religión ayudó a impulsar a Fabricio Alvarado y esto se acentuó con vehemencia a partir de la resolución de la Corte”, afirmó a las agencias el analista político Jorge Vega.

Se refiere a la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (IDH), que, en enero, que reconoció el matrimonio homosexual y los derechos para las parejas del mismo sexo . También recomendó que se permitiera el cambio de identidad sexual en los registros civiles y la garantía de la libre propagación de la “ideología de género”.

Con una población de alrededor del 30% de evangélicos, Fabricio tuvo el apoyo de muchos líderes católicos que entendieron la necesidad de unión por una “causa común”. Los analistas lo han llamado “enfrentamiento religioso” en la campaña, que parece haber despertado a la sociedad ante una amenaza silenciosa hasta entonces.

Cuando los resultados no oficiales fueron divulgados, en su primer pronunciamiento Fabricio Alvarado dijo que “en primer lugar quiero dar las gracias a Dios”. Afirmó además que “Costa Rica no quiere más de lo mismo. Esta es la respuesta de las personas que se quedaron mucho tiempo en silencio”.

En sus discursos venía diciendo que “ésta no es una campaña política, sino un movimiento del pueblo”. Para él, el voto de los conservadores cristianos es “un grito en pro de los valores, un grito de esperanza en un futuro”.

[ Fuente: Evangelical Focus ]