nav
Martes 19 de Septiembre de 2017

Evangélicos argentinos dividen posición sobre aborto: unos a favor y otros en contra

Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), expresó su postura a favor de la vida y en contra del aborto dijo que un grupo minoritario se opone y quiso ser la voz de la mayoría de evangélicos argentinos.

  • Moralidad    
  • 13 jun 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

La mesa nacional de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA), expresó su postura a favor de la vida y en contra del aborto, cuando en el país se debate y algunos sectores presionan para despenalizar el aborto.

En un comunicado enviado el 10 de junio a ACI Prensa, los evangélicos que reúnen a “más de 5 millones de argentinos” se refirieron que solo un minoritario grupo de evangélicos está a favor de la despenalización del aborto.

Por ello, indican, “siendo ACIERA representante mayoritaria del pensamiento de la comunidad evangélica en el país, nos sorprende la falta de honestidad de los mencionados religiosos al no decir que, aunque estén en uso de su absoluta libertad de expresión, son la voz disidente y minoritaria de un sector que en general piensa y cree distinto”.

Desde ACIERA, que representa a 196 instituciones evangélicas, más de 12 000 iglesias refirman su convicción: “estamos a favor de la vida desde su concepción en el vientre materno”.

Sin embargo proponen “un debate serio con respecto a los casos específicos donde por indicación médica se deba interrumpir el embarazo” (aborto).

De otro lado otros evangélicos “junto a organizaciones de la sociedad civil y estamentos del gobierno, propone agotar todos los medios disponibles para asistir a la madre violada y en los casos de embarazo no deseado. A tal efecto, creemos prioritario el tratamiento de una ley de adopción en nuestro país”.

Finalmente indican que la despenalización “del aborto, lejos de solucionar problemas objetivos de las mujeres y los hombres de nuestra nación, significará un infanticidio, que desoirá los derechos humanos de los más desprotegidos: los niños concebidos”.

Quienes desean que se despenalice el aborto son un grupo pequeño de evangélicos representados por el pastor Lisandro Orlov, vicepresidente 2º de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas e integrante de la Iglesia Evangélica Luterana Unida, quien reclamó “legalizar un problema de real urgencia”.

“No lo que consideramos pecado es necesariamente delito”, remarcó Orlov, antes de manifestar que “es necesario sacar el tema del Código Penal para ponerlo en un enfoque de Derechos Humanos”.