nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

20 familias no tienen agua ni luz por ser evangélicos

En el municipio de La Trinitaria, al menos 20 familias carecen de agua y luz desde hace dos meses debido a conflictos religiosos, algunos menores comienzan a tener problemas de salud.

  • Persecuciones    
  • 4 jul 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

En el municipio de La Trinitaria, al menos 20 familias carecen de agua y luz desde hace dos meses debido a conflictos religiosos, las quejas aumentan, algunos menores comienzan a tener problemas de salud.

A esto se une el problema de otras 10 familias más a quienes les cortaron el subministro de agua y luz en el poblado de Santa Rita del mismo municipio.

Según el pastor Henaín Montoya, miembro de la iglesia “Tiempo de Sembrar”, continúan en ambos casos las amenazas de expulsión.

Pastores de Iglesias Evangélicas declararon además que al menos cinco familias fueron amenazadas con machetes, ya que católicos tradicionales argumentaron que deben 50 mil pesos de cuotas atrasadas y cooperaciones para la Iglesia Católica.

Henaín Montoya explicó que los problemas se originaron porque en diciembre les cobraron 300 pesos por cada familia evangélica para las fiestas del pueblo, los meses siguientes 100 pesos, pero los evangélicos se cansaron de ser extorsionados, así que levantaron actas en contra de los católicos.

“Nosotros no tenemos porqué cooperar para sus fiestas, para que compren su trago, esas no son nuestras costumbres”, dijo.

El pastor declaró que el Ministerio Público local trae a los perjudicados de un lado a otro, diciéndoles que en el transcurso de la semana ya salían las órdenes de presentación, pero ya pasaron dos meses y los niños comienzan a sufrir las consecuencias.

Óscar Moha Vargas, representante de la agrupación “La voz de los mártires”, indicó que incluso la Subsecretaría de Asuntos Religiosos había dado por cerrado el caso, pero los evangélicos siguen siendo amenazados con ser expulsados.

Informó que todos los casos de intolerancia religiosa serán presentados en Washington en octubre próximo, durante una junta de instituciones dedicadas a la libertad religiosa en el mundo.

De esta manera, Moha Vargas espera que México sea tomado en cuenta por los países que han firmado pactos de respeto a los derechos humanos y que las iglesias de otros países presionen a los embajadores mexicanos para que hagan las respectivas recomendaciones.