nav
Martes 26 de Septiembre de 2017

Pueblo de Hidalgo veta panteón a evangélicos

Fieles católicos de la comunidad de San Nicolás, de este municipio, acordaron en asamblea prohibir la sepultura de evangélicos en el camposanto de la zona.

  • Persecuciones    
  • 26 nov 2008   

¿Qué sientes con esta noticia?

Fieles católicos de la comunidad de San Nicolás, de este municipio, acordaron en asamblea prohibir la sepultura de evangélicos en el camposanto de la zona.

Noé Gerardo Nicolás Guerrero, uno de los líderes católicos de la región, expuso que la medida que anunciaron se debe a que “presuntamente los evangélicos violentaron una serie de acuerdos que establecieron con la comunidad”, luego de la crisis de intolerancia religiosa que se vive en esta región desde hace más de una década.

También acusó que los evangélicos representan un “ejemplo negativo en la localidad, pues refugiándose en sus creencias se niegan a colaborar en las tareas comunitarias” como la organización de la fiesta patronal de San Nicolás y a respetar las ceremonias cívicas.

Nicolás Guerrero recordó que en los acuerdos que se establecieron entre ambos cultos y autoridades del gobierno estatal y federal se aprobó que los evangélicos colaboraran en las labores comunitarias, a fin de garantizar la paz en el pueblo.

Asimismo se condicionó la edificación de un templo para culto evangélico a la aprobación de la asamblea comunal; no obstante sin la realización de dicho encuentro, recientemente el grupo insistió en edificar su templo en el paraje conocido como El Cerrito de las Manzanas, cuya obra ha estado detenida desde 2005.

Esa insistencia, aseguró el dirigente católico, fue el motivo de que en la asamblea “se determinó impedir a los evangélicos que oficien (inhumaciones) en este lugar hasta que este conflicto se resuelva.

Roberto Barquera Joaquín, dirigente evangélico en la zona, negó que su grupo religioso se niegue a colaborar en los trabajos de la comunidad y rechazó las imputaciones.

En cambio, dijo, lo que pretende su grupo es hacer valer lo que “por constitución tenemos derecho, a profesar la religión que queramos; sin embargo, continúa la persecución contra nosotros”.

Aseguró que “nosotros ofrecemos respeto hacia la fe católica y pedimos lo mismo, como lo marca el artículo 24 de la Constitución Política de nuestro país y la Ley de Cultos y Religiones en su segundo artículo.

“Ambas leyes dicen que todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que más le agrade y practicar las ceremonias o actos de culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o faltas penadas por la Ley.”

Explicó que las agresiones contra los evangélicos que habitan la comunidad han sido desde la negativa para dotarlos de servicios básicos, agresiones físicas hasta el impedimento para edificar un templo.

Por su parte, Marcos Hernández Villeda, presidente del Movimiento Cristiano Evangélico en Ixmiquilpan, confirmó que la intolerancia religiosa es una constante que se mantiene en la región, pues recordó que no es la primera ocasión que se pretende prohibir la sepultura de los “no católicos” en panteones de la localidad.

“Por eso, pretendemos hacer un gran movimiento agregó. No vamos a permitir más intolerancia en Ixmiquilpan, por eso se hizo esta organización, para salir en defensa de nuestros hermanos.”