nav
Sábado 16 de Diciembre de 2017

Iglesias cristianas y casas son incendiadas tras triunfo presidencial de Goodluck Jonathan

El obispo Musa Tula de Bauchi, líder protestante, dijo a Christian Solidarity Worldwide que los cristianos no están ” sin seguridad o a la izquierda en los brazos de Dios.”

  • Persecuciones    
  • 21 abr 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Armadas de jóvenes musulmanes, han quemado iglesias cristianas y casas, también ha saqueado negocios de cristianos en el norte de Nigeria, esto ha ocurrido tras las recientes elecciones presidenciales.

Goodluck Jonathan, es el nuevo presidente de Nigeria, además de ser cristiano. Goodluck, derrotó a dos candidatos musulmanes – Muhammad Buhari y Nuhu Ribadu -, los observadores internacionales han descrito esto como una elección justa.

Algunos de los partidarios de Buhari, sin embargo, han salido a las calles, alegando que la votación fue injusta.

El obispo Musa Tula de Bauchi, líder protestante, dijo a Christian Solidarity Worldwide que los cristianos no están ” sin seguridad o a la izquierda en los brazos de Dios.”

Los manifestantes también han atacado a musulmanes partidarios de Jonatán, la casa del vicepresidente Namadi Sambo, un musulmán, se ha incendiado.

La policía del norte de Nigeria ha arrestado a cientos de personas en protestas mortales en bastiones de oposición en el norte mayormente musulmán del país.

Al menos 80 personas han muerto tan solo en las ciudades más importantes, hay cientos de heridos y miles de personas han abandonado sus hogares por la violencia después de que Jonathan, ganara las elecciones el sábado.

Su rival, un ex gobernante militar del norte musulmán, Muhammadu Buhari sostiene que estaban amañadas las elecciones.

Jóvenes furiosos han apuñalado, atacado con hachas y disparado hasta la muerte a aquellos considerados seguidores de Jonathan.

La morgue del hospital de Bara Dikko, en Kaduna, está desbordada. Tiene 20 cuerpos en las cámaras frigoríficas. Los restos carbonizados de otros 20 yacen en el suelo.

El ciclo de elecciones de la nación más poblada de África debería de acabar con la elección de los gobernadores de 36 estados el 26 de abril, pero los diplomáticos dudan que sea posible en grandes zonas del norte.