Evangelista es arrestado por predicar contra la inmoralidad sexual en Escocia

Tony Miano, comenzó a enumerar los pecados sexuales, incluyendo el adulterio, la promiscuidad y la práctica homosexual, una mujer empezó a gritar en señal de protesta, vociferando airadamente que su hijo era gay.

  • Persecuciones    
  • 9 ene 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

El evangelista, Tony Miano, fue detenido ayer por la policía en Dundee en la calle American, después de que una mujer se quejó tras haber predicado contra la inmoralidad sexual.

Miano, fue arrestado tras ser parte de un equipo que evangeliza en las calles después de una celebración en Escocia.

Él predico a la hora del almuerzo en la calle principal de la ciudad y aprovechó la oportunidad para hablar sobre los diferentes pecados sexuales y lo que Jesús dice para ser salvos de ellos.

Cuando él comenzó a enumerar los pecados sexuales, incluyendo el adulterio, la promiscuidad y la práctica homosexual, una mujer empezó a gritar en señal de protesta, vociferando airadamente que su hijo era gay.

El incidente fue presenciado por el pastor Josh Williamson, de Craigie Reformed Baptist Church en Perth, otro miembro del equipo evangelístico.

El pastor dijo: “Tony no se centró sólo en la práctica de la homosexualidad, habló sobre todos los pecados. Pero una mujer comenzó a gritarle a él y su amigo se dio cuenta de que estábamos filmando la predicación, así que corrió hacia mí y trató quitarme la cámara”.

La mujer que había estado protestando contra el evangelista, atrajo a la policía, uno de los agentes.

Cuando Miano terminó su conversación con los dos agentes de la policía, “la mujer policía vio que tenía una cámara y se abalanzó sobre él y luego el otro policía, lo agarró y lo tiró en la camioneta”, dijo Williamson.

Después de eso, el oficial entrevistó a las mujeres e inmediatamente arrestó a Miano.

Según el Centro Jurídico Cristiano, Miano, no fue interrogado y tampoco se le explicó por qué se le estaba deteniendo.

“Le pregunté a la policía por qué estaba arrestando a Tony y ellos me dijeron que era por alteración al orden público y por el uso de lenguaje homofóbico”, dijo Williamson.

El presidente ejecutivo del Centro Jurídico Cristiano, Andrea Minichiello Williams, dice que el incidente plantea serias dudas sobre el procedimiento policial y su comprensión de la ley. “Esto parece ser una reacción exagerada por la policía”, dijo.

“El incidente se suma a la serie de arrestos contra cristianos evangelistas callejeros. Es un indicativo de la supresión de la libertad de hablar y de vivir las palabras de Jesucristo en público y presentar las enseñanzas de la Biblia”.

Miano, es un ex policía y a la vez capellán. No es la primera vez que ha sido detenido en el Reino Unido, por predicar en la calle. En julio pasado, fue detenido en Wimbledon por el incumplimiento de la Sección 5 de la Ley al orden público de 1986, que incluía la prohibición de palabras o comportamiento insultante.

El arresto ocurrió después de que él predicó la necesidad de abstenerse de la inmoralidad sexual, basada en 1 Tesalonicenses 4:1-12.

En su predicación, le dijo a los transeúntes: “Mis amigos, la realidad es que todos vamos a estar ante Dios para dar cuenta de nuestras vidas.

Él fue detenido por la policía durante siete horas antes de ser liberado sin cargos. En definitiva, el caso fue abandonado. La ley bajo la cual fue detenido en esa ocasión ya no estará en vigor desde el 1 de febrero de 2014.

Foto: Tony Miano hablando con la policía que lo arrestó.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Today