nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Tres agricultores evangélicos son asesinados en San Salvador

De acuerdo con la Policía, las víctimas se encontraban sembrando maíz cuando fueron interrumpidas por desconocidos quienes presuntamente las obligaron a caminar hasta el patio de una casa en construcción, donde los tiraron boca abajo.

  • Policial/Judicial    
  • 9 jun 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cuatro personas fueron asesinadas ayer en zona rural de Armenia (Sonsonate) San Salvador, tres de las víctimas eran miembros de una iglesia evangélica en Lourdes, Colón (La Libertad).

Según La Prensa gráfica, los presuntos asesinos eran miembros de pandillas. Las víctimas fueron identificadas como Fidel Santos Ramos Romero, de 67 años; Ever Will Ramos Pérez, de 34; Óscar Josué Chávez, de 15; y Ever Eduardo Ramos Pérez, de 16.

Tres de ellos eran familiares. El menor los acompañaba a trabajar en las labores agrícolas.

El cuádruple homicidio se registró aproximadamente a las 11 de la mañana en un terreno propiedad de las víctimas, situado en el caserío La Bolsa del cantón El Rosario, en el municipio de Armenia. De acuerdo con la Policía, las víctimas se encontraban sembrando maíz cuando fueron interrumpidas por desconocidos quienes presuntamente las obligaron a caminar hasta el patio de una casa en construcción, donde los tiraron boca abajo.

Posteriormente los criminales les dispararon. Según el forense, los cuatros presentaban lesiones en la parte de atrás de la cabeza, por lo que se presume les dieron el tiro de gracia.

Los vecinos de la zona, al escuchar los disparos, dieron aviso a la Policía.

Los primeros agentes que llegaron al lugar encontraron aún con vida al menor de 15 años y lo trasladaron al Hospital Jorge Mazzini de Sonsonate; sin embargo, al llegar al centro de salud ya había fallecido.

La Policía sospecha que sea por rencillas personales. Los habitantes de la zona manifestaron que los hechos criminales habían disminuido de manera considerable en el sector, por lo que se mostraron sorprendidos de lo ocurrido.

Algunos dijeron conocer desde hace dos años a las personas que fueron asesinadas, las cuales aseguraron se dedicaban únicamente a las tareas agrícolas en el lote que adquirieron desde hace dos años para cosechar granos básicos.

También habían comenzado a construir una vivienda con la intención de mudarse al lugar. Familiares de los fallecidos dijeron que ellos vivían en la zona de Cinco Cedros del cantón Lourdes, en el municipio de Colón (La Libertad). Dijeron desconocer por qué fueron ultimados, ya que en el tiempo que tenían de llegar al lugar nunca habían tenido problemas con nadie.

A unos 100 metros de donde ocurrió la masacre, la Policía Nacional Civil (PNC) acordonó la zona para impedir que familiares de las víctimas, curiosos y empleados de funerarias se acercaran a la escena. Entre el grupo de personas se encontraban los familiares de los fallecidos; los dolientes no podían contener las lágrimas y los trabajadores de varias funerarias intentaban darles ánimos, sobre todo convencerlos para vender sus servicios.

Tras consultar a una de las hijas del mayor de los fallecidos, dijo que él era evangélico y se congregaba en una iglesia de Cinco Cedros de Lourdes.

“Es una barbaridad lo que han hecho con mi papá y mis hermanos, ellos no se metían con nadie, lo único que se dedicaban a trabajar en la agricultura para llevar alimentos a la casa”, manifestó la pariente.

La apariencia de los dolientes era humilde, con la cabeza tapada con un velo blanco. La angustia era notable entre la familia, ya que la Policía dejó reconocer los cadáveres casi tres horas después, luego de hacer las respectivas pesquisas en el lugar del crimen.

Personal del laboratorio de la Policía de Sonsonate fue el primero en recabar pistas en la escena, y horas más tarde el caso fue retomado por personal de la División Central de Investigación (DCI).

A escala nacional suman 12 las masacres registradas en 2011: Una en Coatepeque(Santa Ana), Santa Tecla(La Libertad), una en Panchimalco y dos en Tonacatepeque de San Salvador y una en Ahuachapán. Más las seis registradas hasta ayer en la zona rural de Sonsonate. en donde a principio del año ocurrieron dos triples homicidios en la zona rural de Nahuizalco. Posteriormente fueron ultimadas tres personas del servicio del transporte colectivo de la ruta 203 que hace su recorrido entre San Julián (Sonsonate) y San Salvador. Motorista, cobrador y ayudante fueron acribillados por desconocidos cuando la unidad hizo parada en el cantón Tres Ceibas de Armenia. Otra de las masacres en sonsoante, ocurrió en abril en el cantón Piedra de Moler de Nahulingo, allí fueron asesinados tres pescadores.