Cristo, sabiduría de Dios: ¿Cómo se manifiesta en la iglesia?

Blogs

Primera Entrega

NOTICIACRISTIANA.COM.-  Cuando  leemos  la carta de Pablo a los Corintios es evidente que la palabra que gobierna la representación de esta epístola es la palabra SABIDURÍA.

De una manera magistral Pablo resumió los problemas y deficiencias que estaba teniendo la iglesia de Corinto al tema de la SABIDURÍA.

La sabiduría no solo era un tema pre eminente y el más importante para los Corintios sino para todo el mundo griego de aquellos tiempos. Pablo, identifica esa realidad cuando dice que los griegos buscan sabiduría y los judíos señales.

Para los Corintios la sabiduría determinaba 2 cosas:

  1. El valor de una persona: según la medida de lo que ellos llamaban “sabiduría” se determinaba el valor de una persona o cosa.
  2. El poder de una persona – Para ellos una persona era grande o pequeña, poderosa o débil según la sabiduría que poseyera. Mucha sabiduría era equivalente a mucho valor y poder, poca sabiduría poco valor y poder.

Fue esta idea de la sabiduría lo que provoco las divisiones, sectarismo y carnalidad en la congregación de los corintios.

1 Corintios 3:4

Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?

Para algunos Pablo era la encarnación de la sabiduría, para otros era Apolos, otros decían que era Cefas y para otros de una forma natural Cristo.

La tendencia natural era hacer de la fe en Cristo una filosofía – y separarla de un ser vivo o como Pablo le llama luego “UN ESPÍRITU VIVIFICANTE”. (1 Corintios 15:45)

El propósito de la carta era rectificar las deficiencias y conceptos defectuosos que se estaban presentando en la vida de la iglesia.

Para comenzar Pablo les recuerda que esa sabiduría por la cual ellos estaban fascinados era la sabiduría del hombre natural o la sabiduría de este mundo.

La pregunta sería; ¿Cuál es la fuente de la sabiduría del hombre natural o la sabiduría del mundo?

La respuesta a esto la presenta Santiago en el capítulo 3 verso 14 y 15 de su epístola.

Pero, si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad, porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica.

Según Santiago, la sabiduría del mundo opera en la esfera de lo natural, de lo sensual, y lo diabólico.

  1. Terrenal – lo de abajo, lo que se ve, lo natural,
  2. “Animal” o “Sensual” – almática – opera completamente en la dimensión de la naturaleza pecaminosa del hombre no en la naturaleza divina.
  3. Diabólica – no proviene de Dios sino del diablo.

Esto explica lo que estaba sucediendo en la congregación – los corintios estaban fuertemente influenciados por sus inclinaciones naturales, deseos carnales y todo esto mientras operaban en los dones del Espíritu.

El fruto de esto fue todo tipo de sensualidad y los llevo a no poder discernir lo que era de Cristo con lo que era de este mundo.

La ceguera que produce la sabiduría de este mundo es impresionante y los corintios son un vivo ejemplo de cómo esta sabiduría opera y se muestra en la iglesia.

En Corinto la sabiduría del mundo se mostró en divisiones, carnalidad, sensualismo, y trucos de manipulación.

Pero, su mayor expresión Pablo la identifica y dice que la sabiduría de este mundo llevo a los hombres a “crucificar al Señor de gloria”.

1 Corintios 2:7-8

Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria.

La sugerencia es que todo lo que es natural, – todo lo que no ha sido crucificado puede hacer vana la cruz y contradecir lo que se obtuvo por medio de ella.

Es obvio que de principio a fin el tema de la sabiduría permea toda la carta y por causa de las serias implicaciones para la iglesia Pablo escribe esta epístola, con el propósito de mostrar cómo opera la verdadera sabiduría, la sabiduría que es de arriba.

El contraste está claro en toda la epístola – la sabiduría del mundo produce todo tipo de fruto terrenal, sensual y diabólico – en otras palabras, revela el orden del viejo hombre mientras que la sabiduría de Dios revela el orden de la nueva criatura que manifiesta justicia, santificación y redención.

¿Cómo se manifiesta esto en la iglesia?

Según Pablo, la sabiduría no era un conjunto de filosofías o elocuentes y convincentes argumentos sobre los asuntos de la vida – la sabiduría era ALGUIEN.

1 Corintios 1:26-28

Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;

27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;

28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,

29 a fin de que nadie se jacte en su presencia.

30 Más por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;

31 para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.

Este escogimiento no es en relación a elección eterna o al propósito eterno en Cristo sino la condición natural de aquellos que fueron escogidos en Cristo.

En el próximo articulo continuaremos con este tema.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de las noticias cristianas evangélicas en todo el mundo.