Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Connect with us

Ciencia y Tecnología

La Tierra está girando más rápido y el día tiene 16 horas y no 24 horas afirma un científico

El científico asegura que el día que vivimos como de 24 horas, en realidad, tiene 16 horas y por eso los tiempos de hoy se ven tan acelerados. Por lo que esto podría causar catástrofes climáticas.

Publicado

en

Un científico alemán que viene realizando estudios desde el 2000 ha afirmado que el planeta aumentó su velocidad en su movimiento de rotación. Por eso el día que vivimos, es más corto de lo que creemos.

El estudio es conocido como “Resonancia Schumann”, el cual trata sobre Metafísica Cuántica y Astrofísica Meta Cuántica, y explica por qué la tierra gira más rápido.

Schumann, con base en la universidad UTN de Münich, realizó el descubrimiento por el cual afirma que el día sólo tiene 16 horas, en vez de 24.

Según él durante siglos la tierra giró sobre su propio eje a 7.8 hz. pero a partir de 1980, ese número cambió. Aunque lo hizo muy rápidamente en tan sólo seis años, hasta llegar a 12 hz.

El científico asegura que el día que vivimos como de 24 horas, en realidad, tiene 16 horas y por eso los tiempos de hoy se ven tan acelerados. Por lo que esto podría causar catástrofes climáticas como una posible consecuencia de la alteración de los campos magnéticos de la tierra, que también se ha visto modificada desde el 2000.

Es falso que la Tierra gire más rápido

El doctor Dante Javier Paz, del Observatorio Astronómico Córdoba, explica por qué es falso que la Tierra está girando más rápido y el día tiene 16 horas.

En estos días ha resurgido una noticia falsa (“hoax” en la jerga de Internet) que lleva ya varios años circulando por las redes: “La Tierra está girando más rápido y el día tiene 16 horas”. Esta noticia busca disfrazarse de verdad malversando términos y magnitudes físicas e incluso afirma que es un descubrimiento reciente de un Dr. Schumann, perteneciente a alguna universidad de renombre (la afiliación del sujeto puede cambiar con el tiempo).

La noticia tiene, además, el plus de explicar por qué sentimos que el día se nos pasa volando en estos acelerados tiempos modernos. Nada más lejos de la realidad. Empecemos a desanudar esto por algún lado. Quizás sea necesario decir que la rotación de la Tierra está perfectamente medida desde hace miles de años. Esta ha sido una de las primeras mediciones realizadas por astrónomos de todas las civilizaciones de la historia.

No se tiene registro alguno de una semejante variación en la duración del día como la mencionada en el “hoax”. Para todos los fines prácticos basta con decir que la ciencia tiene absolutamente demostrado que la Tierra gira con respecto a sí misma 360° en un periodo de 23 horas 56 minutos y 4,0916 segundos aproximadamente. Este lapso se conoce como día siderio, los casi 4 minutos adicionales que dura el día solar se debe al efecto diario que tiene la traslación anual de la Tierra alrededor del Sol en la posición aparente de éste.

No ha habido ni habrá variaciones de este tiempo en millones de años. Si bien el efecto de las mareas, es decir la atracción gravitatoria que ejerce la Luna y el Sol sobre la Tierra, ha conseguido variar la duración del día en aproximadamente 2 horas durante 600 millones de años (en aquella época el día duraba 22 horas), este efecto es, para todos los fines prácticos, despreciable.

De todos modos el efecto de las mareas sólo puede aumentar la duración del día, nunca acortarla. El día se alarga por este efecto 17 microsegundos por año (aproximadamente, 1 segundo cada 59.000 años).

Un dato más cercano en el espacio-tiempo: el telescopio ecuatorial de nuestro observatorio de Córdoba lleva 140 años operando con relojería que funciona a la misma velocidad, apuntando con excelente precisión como pueden dar cuenta los cientos de cordobeses que lo visitan mensualmente.

Por otro lado, el “hoax” hace mención del fenómeno de “resonancias de Schumann”, el cual es un fenómeno físico real pero que no tiene nada que ver con la duración del día. Estas resonancias fueron medidas originalmente por Nikola Tesla, y luego fueron predichas matemáticamente de manera independiente por Winfried Otto Schumann, en 1952 (la identidad de este venerable físico es la robada en este hoax).

De manera sintética, se puede decir que estas resonancias son ecos en las ondas de radio que se propagan en ciertas frecuencias características (que no coinciden con los números en Hz que menciona el hoax), y tienen relación con el rebote de estas ondas entre la superficie de la Tierra y la ionosféra (una capa exterior de la atmósfera terrestre que es afectada por la radiación solar).

Espero que quienes hayan llegado hasta el final de esta nota puedan llevarse la tranquilidad de que no hay ningún fenómeno catastrófico ocurriendo en nuestro pequeño globo azul, más allá del maltrato y depredación que realiza nuestra humanidad de los recursos y ecosistemas en nuestro planeta. De eso sí tenemos que preocuparnos, y mucho.

Fuente: La Mañana de Córdoba y Diario Registrado

Continuar Leyendo
Advertisement
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Dejar una respuesta

Ciencia y Tecnología

Reprogramación podría hacer que hombres produzcan óvulos y mujeres, espermatozoides

Tomando células normales, se podrían reprogramar y crear un espermatozoide y un óvulo que, una vez fecundado, se debería implantar en el útero de una mujer.

Publicado

en

ESPAÑA. – Recientemente, una clínica dedicada a los tratamientos de fertilidad, aprovechando las celebraciones del Orgullo LGTB, sugirió la posibilidad de que una pareja homosexual podrían tener hijos con la información genética de ambos y que esto muy pronto podría ser realidad.

Tomando células normales, se podrían reprogramar y crear un espermatozoide y un óvulo que, una vez fecundado, se debería implantar en el útero de una mujer.

Según El País, la técnica también serviría igualmente para parejas heterosexuales que no pudiesen producir de forma natural sus propios óvulos y espermatozoides.

Hace poco más de una década, el investigador japonés Shinya Yamanaka logró algo parecido a revertir el tiempo.

Una de las aplicaciones teóricas de la reprogramación celular es transformar una célula de piel, por ejemplo, hasta convertirla en un óvulo, la célula original y la que tiene la capacidad de diferenciarse en todas las células necesarias para construir un organismo completo.

En humanos, hasta el momento, con esta técnica solo ha sido posible crear precursores de ovocitos

La investigación en este campo es intensa y los logros en modelos animales han sido importantes.

En 2016, un grupo de investigadores liderado por Katsuhiko Hayashi, de la Universidad de Kyushu, en Japón, logró producir óvulos de ratón completamente funcionales a partir de células madre pluripotentes.

Después, sometieron a los óvulos cultivados en el laboratorio a fecundación in vitro y los insertaron en hembras de ratón para su gestación. Pese a que el proceso tuvo un porcentaje de éxito pequeño, algunos de esos embarazos produjeron crías fértiles que después tuvieron sus propias crías.

En 2018, un equipo chino logró superar otro escollo que hace que los mamíferos, a diferencia de otros grupos de animales, no puedan reproducirse entre parejas del mismo sexo.

La impronta genómica hace que, en condiciones normales, haya distintos genes del padre o de la madre que se encienden o se apagan.

Cuando hay una combinación entre los dos sexos, el embrión puede ser viable, porque la suma de genes activados y desactivados hace que el sistema funcione, pero si se crea un espermatozoide a partir de células de la hembra, los genes que permanecen apagados en el óvulo y en el espermatozoide serían los mismos y el sistema fallaría.

Los investigadores, liderados por Qi Zhou, de la Academia China de Ciencias, realizaron las manipulaciones genéticas necesarias para evitar este problema y lograron producir 29 crías viables a partir de 210 embriones. Su intento de hacer lo mismo con los machos fracasó.

Para demostrar que el proceso funciona en humanos como se ha hecho en ratones sería necesario crear y destruir embriones, algo que se puede hacer en países como EE UU o Inglaterra, pero no en España. “Hay por delante un proceso de cinco o diez años con muchísimas comprobaciones”, dijo Carlos Simón, director científico de Igenomix, una compañía dedicada a la genética reproductiva.

Anna Veiga, directora del Banco de Líneas Celulares del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona dijo que “En humanos, lo último que se ha conseguido es producir ovogonias, que son precursores de los ovocitos, pero de una manera muy imperfecta”, señala.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Físico ateo reconoce que “la ciencia no mata a Dios”

El físico y astrónomo brasileño Marcelo Gleiser recibió el Premio Templeton 2019, por mostrar que la ciencia y la religión no son enemigas.

Publicado

en

EE.UU.- El Premio Templeton 2019 fue para el astrónomo físico y brasileño Marcelo Gleiser que incluso sin creer en Dios, se dedica a demostrar que la ciencia y la religión no son enemigos.

Él es profesor de física y astronomía en el Dartmouth College de New Hampshire, Gleiser, de 60 años, nació en Río de Janeiro y vive en Estados Unidos desde 1986. Incluso sin creer en Dios, Gleiser reconoce que el conocimiento humano es limitado.

“El ateísmo es incompatible con el método científico”, dijo Gleiser a la AFP. “El ateísmo es una creencia en la no-creencia. Entonces usted niega categóricamente algo contra el cual no tiene pruebas. Mantengo la mente abierta porque entiendo que el conocimiento humano es limitado”.

El premio es financiado por la Fundación John Templeton, una organización filantrópica bautizada en homenaje al presbiteriano estadounidense que comenzó a “buscar pruebas de actuación divina en todas las ramas de la ciencia”, según el diario The Economist.

Es el primer latinoamericano en ganar el premio, creado en 1973, y va a recibir 1.5 millones de dólares, superando un 50% más que el Nobel el Nobel. La ceremonia de premiación será el 29 de mayo en Nueva York.

El físico se concentra en hacer que los asuntos complejos sean accesibles. El autor de cinco libros de habla inglesa y cientos de artículos en Estados Unidos y Brasil, Gleiser también explora cómo la ciencia y la religión intentan responder a preguntas sobre los orígenes de la vida y del universo.

“La primera cosa que ves en la Biblia es una historia de creación”, observó. “Sea cual sea su religión, todo el mundo quiere saber cómo el mundo comenzó”.

Aunque la ciencia tiene su metodología para explicar el origen del mundo, el físico cree que las explicaciones son limitadas. “La ciencia puede dar respuestas a ciertas cuestiones, hasta cierto punto”, apuntó Gleiser. “Debemos tener la humildad de aceptar que hay misterio a nuestro alrededor”.

Arrogancia científica

Gleiser cree que muchas veces las personas que creen que el mundo fue creado por Dios encaran a la ciencia como “enemiga”, “porque tienen una visión muy anticuada sobre ciencia y religión en la que todos los científicos intentan matar a Dios”, observó. “La ciencia no mata a Dios”.

Para el físico, que creció en una comunidad judía en Río, la religión no debe ser alejada de la ciencia.

“Cuando usted oye a científicos muy famosos haciendo pronunciamientos como ‘la cosmología explica el origen del universo’ y ‘no necesitamos más de Dios’, es un absurdo completo”, agregó. “Porque no explicamos el origen del universo”.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – AGENCIA DE NOTICIAS- Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Científicos israelíes crean colirio que puede sustituir anteojos

Experimento es capaz de alterar hasta dos grados la miopía y la hipermetropía

Publicado

en

ISRAEL. – Un equipo de oftalmólogos del Centro Médico Shaare Zedek y del Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados de la Universidad Bar-Ilan, en Israel, desarrolló un colirio capaz de reparar córneas y mejorar problemas de visión de corta y larga distancia.

El experimento israelí logró alterar hasta dos grados la miopía y la hipermetropía en cerdos. La novedad fue presentada en el último Congreso de la Sociedad Europea de Cirugía Refractiva en Lisboa el año pasado, pero no se había publicado en revistas científicas.

Aún no se sabe por cuánto tiempo los efectos de ese colirio pueden durar y con qué frecuencia puede ser reaplicado. La previsión es que los ensayos clínicos en humanos se realicen aún este año. En caso de éxito, la expectativa es que el colirio disminuya e incluso elimine la necesidad de anteojos.

La ciencia en Israel

Desde su fundación, el Estado de Israel ha dedicado notables esfuerzos a la ciencia y a la tecnología. Las aportaciones israelíes en ciencia y en ingeniería han sido muy significativas. Los científicos e investigadores israelíes han realizado contribuciones relevantes a la genética, a la informática, a la electrónica, a la óptica y a otras industrias de alta tecnología. La ciencia israelí es bien conocida por su desarrollada tecnología militar, por su agricultura científica y por su medicina de vanguardia.

Israel ocupa el tercer puesto en gasto en Investigación y Desarrollo, el octavo en preparación tecnológica (de acuerdo al gasto de sus compañías en I+D, la creatividad de su comunidad científica, el número de ordenadores personales y el índice de penetración de Internet), el undécimo en innovación, el decimosexto en exportaciones de alta tecnología y el decimoséptimo en logros tecnológicos en la lista Nation Master de países en el mundo por estándares económicos.

Le puede interesar: 79 niños cristianos son secuestrados por radicales islámicos




Continuar Leyendo
Advertisement

Redes Sociales

Advertisement

Más leídas