Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Lunes 15 de Octubre de 2018

Hombre contrabandea la Palabra de Dios en un lugar donde ser atrapado con una Biblia es la muerte

Poseer una Biblia podría a que te condenen a 15 años de trabajos forzados en un campo de prisioneros, o algo peor

  • Iglesia    
  • 25 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

WASHINGTON. – Corea del Norte es ampliamente conocida como el lugar más opresivo de la Tierra para los cristianos. Es un lugar donde los creyentes practican su fe en secreto. Los norcoreanos ni siquiera pueden poseer una Biblia o pronunciar el nombre de Jesús en público.

Poseer una Biblia podría a que te condenen a 15 años de trabajos forzados en un campo de prisioneros, o algo peor. Vernon Brewer, presidente de World Help , lo sabe bien.

Él pasa sus días equipando a los contrabandistas para llevar biblias al reino de los ermitaños.

Por qué se arriesgan

Si los atrapan con una Biblia, es una sentencia de muerte. Sin embargo, están dispuestos a arriesgar sus vidas todos los días para llevar la palabra de Dios a las manos de un cristiano de Corea del Norte que nunca ha tenido una Biblia. Eso es lo precioso que es para ellos. Es realmente una buena noticia”, dijo Brewer.

Brewer cree en unos hay unos 300,000 cristianos allí, alrededor de 70,000 se marchitan en campos brutales de prisioneros porque fueron atrapados practicando su fe.  Brewer y su equipo acaban de regresar de la zona desmilitarizada, donde trabajaron para compartir la palabra de Dios mediante el contrabando de biblias al otro lado de la frontera.

“Gran parte del trabajo que hacemos para compartir el evangelio, es muy secreto. Pero puedo decirles esto: estamos distribuyendo biblias porque esa es la mayor necesidad. Tenemos el objetivo de distribuir 100.000 biblias lo antes posible”, dijo Brewer. CBN News.

Las Biblias de contrabando cambian vidas

También están contrabandeando computadoras que incluyen un plan de estudio de la universidad bíblica para capacitar a plantadores de iglesias y futuros pastores. Él dice que sus esfuerzos están cambiando vidas. CBN News habló con un desertor de 26 años, Paul. “Estuve en el ejército de Corea del Norte en Pyongyang y trabajé en estaciones de radio de monitoreo de comunicaciones. Escuché por primera vez sobre Dios en la radio”, dijo Paul.

Pablo dice que descubrió que había un Dios, que tuvo un hijo, Jesús, que murió por sus pecados. Casualmente, su familia había planeado irse de Corea del Norte durante ese tiempo. Entonces se fue con su padre, su madre, su hermana y su hermano.

Huyeron a las montañas de China, donde era,  estaban desesperados y hambrientos. Finalmente, otros desertores los llevaron a una iglesia subterránea y durante tres meses, aprendió más acerca de Jesús.

Paul dice: “Como estaba en el ejército, sabía que si me atrapaban, me matarían. La policía nos atrapó en Laos mientras intentábamos llegar a Tailandia y luego a Corea del Sur. Fuimos encarcelados para nuestro procesamiento, pero por la gracia de Dios, todos fuimos enviados a Corea del Sur”.

Otros no han sido tan afortunados.

Hablamos con otro hombre, que tuvo que salir después de revelar accidentalmente a sus amigos que creía que Jesús era su Salvador. Lo intentó y falló muchas veces. Los norcoreanos cuestionan a su líder

El hombre dijo: “Fui golpeado, torturado hasta el punto de morir, salpicado con agua helada. Mis manos y mis pies tenían cicatrices porque era conocido como el hombre que escapó”.

Los desertores dicen que se está produciendo un cambio porque las personas se mueren de hambre y cuestionan su supervivencia en Corea del Norte. Dicen que algunos también cuestionan las acciones de su líder, pero lo hacen en silencio.

Un desertor dijo: “La gente está muy insatisfecha con Kim Jong Un. No tienen nada. Oro por la gente de Corea del Norte”. Muchos todavía tienen familiares al otro lado de la frontera que sufren bajo el régimen de Kim.

El plan de Dios para Corea del Norte

Brewer dijo: “Todo esto está en la agenda de Dios. Todo esto es parte del plan de Dios y esto es en el tiempo de Dios, para ver a Corea del Norte venir a Jesucristo”.

Por eso, Brewer y su equipo siguen comprometidos y continuarán orando por el cambio en Corea del Norte.

[ Fuente: CBN News ]