Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Viernes 09 de Noviembre de 2018

Médicos que no hagan abortos podrán ser arrestados en Argentina

Funcionarios de 300 hospitales y clínicas de salud están protestando contra un nuevo proyecto de ley en votación en Argentina.

  • Sociedad    
  • 3 ago 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

ARGENTINA.- Cientos de médicos en Argentina llevaron a cabo protestas contra el aborto , mientras que un proyecto de ley se sigue en Senado para legalizarlo la próxima semana. Los profesionales están prometiendo no quitar vidas humanas, no importa lo que les cueste, agitando señales con mensajes como: “Yo soy un médico, no un asesino”.

Funcionarios de cerca de 300 hospitales privados e instalaciones médicas denunciaron la nueva legislación, que ya fue aprobada por la cámara baja del Congreso Nacional Argentino.

Argentina ya permite el aborto en casos de violación o riesgos para la salud de la mujer. Los proponentes del proyecto de ley quieren legalizar los abortos electivos en las primeras 14 semanas de embarazo, alegando que eso reduciría las muertes entre las mujeres.

Los hospitales privados cuestionan la ley porque no permitiría que ellos optaran por no realizar abortos. Mientras los médicos pueden ser autorizados a dimitir del hospital, hay preocupaciones de que otros aspectos confusos de la ley puedan hacerlos vulnerables a procesos y otras persecuciones a causa de sus creencias, como por ejemplo, la prisión.

“Los médicos no pueden trabajar bajo la amenaza de la prisión”, dijo María de los Ángeles Carmona, jefe de ginecología del hospital estatal Eva Peron.

Críticos como la Federación de Ginecología y Sociedades de Obstetricia de Argentina temen que los médicos que se nieguen a realizar abortos por razones morales puedan también sufrir discriminación profesional. De hecho, los objetores tendrían que registrarse y están preocupados que esto podría ser usado para “colocarlos en la lista negra” en los hospitales.

“¿Hasta dónde estamos dispuestos a ir, prisión?”, dijo Ernesto Beruti, jefe de obstetricia del Hospital de la Universidad Austral. “Aunque la ley sea aprobada, no voy a eliminar la vida de un ser humano, el derecho más importante es el derecho de vivir”.

Le puede interesar: Iglesias evangélicas de Argentina: “Una ley abortiva no es la solución”

La altamente respetada Academia Argentina de Medicina se opone ferozmente a la legislación, emitiendo una declaración de que la vida humana comienza en la concepción y “destruir un embrión humano significa impedir el nacimiento de un ser humano”.

“Nada bueno puede venir cuando la sociedad escoge la muerte como una solución”, dijo el comunicado oficial.

[ Fuente: CBN News ]