nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Estudio revela que ha bajado considerablemente el porcentaje de católicos en Catalunya

“La crisis religiosa está llevando a que muchos se hagan musulmanes. Quizá porque la mezquita es un espacio social y punto de encuentro donde la gente se ayuda y habla”, explica Mohammed Chaib, diputado y presidente de Ibn Batuta.

  • Estudios    
  • 20 ene 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

En 1970 los habitantes catalanes que se declaraban no creyentes no superaban el 2%. Hoy, alcanzan el 29,1 %. En 1980, los católicos eran el 33,8 %, pero hoy apenas llegan al 18,7%, lo que representa una caída de 15 puntos en un corto período de tiempo.

Jordi Serrano, rector de la Universitat Progressista d´Estiu de Cataluny, publicó un estudio llamado: “¿Catalunya, has dejado de ser católica?”. En este documento se presenta información numérica que pone en decadencia a la iglesia católica en Catalunya.

Los no creyentes son actualmente el 29 % y los no practicantes el 48 % de la población. A este ritmo, en 20 años los católicos en Catalunya serán una insignificante minoría.

“Me ha sorprendido esa transición tan rápida hacia una Catalunya poscatólica”, dice Serrano. Entre las comunidades españolas Catalunya es la más laica, junto con el País Vasco y las Baleares. Otros datos revelan este cambio como es los matrimonios civiles que han pasado en Catalunya del 9,7% en 1983 al 62,8% en el 2006. El descenso del asociacionismo religioso, la caída del número de seminaristas o la reducción de alumnos que cursan la asignatura optativa de Religión en la escuela son otros elementos que apoyan el estudio.

Jordi Serrano, dice que el poder del que aún dispone la iglesia catalana y española viene más del pasado o de privilegios como el Concordato que de la realidad sociológica.

Una encuesta entre jóvenes catalanes de 18 a 24 años indicaba hace tres años que un 87% no acudía casi nunca a misa, y no llegaban al 4% los que lo hacían semanalmente. Otro estudio sobre este tema realizado por el Observatori Català de la Joventut del 2002 reflejaba la desconfianza de la juventud en la iglesia.

“La crisis religiosa está llevando a que muchos se hagan musulmanes. Quizá porque la mezquita es un espacio social y punto de encuentro donde la gente se ayuda y habla”, explica Mohammed Chaib, diputado y presidente de Ibn Batuta.

Sin embargo no es la única confesión que aumenta en su práctica, ya que los inmigrantes del Este han favorecido el crecimiento de la Iglesia ortodoxa y la iglesia evangélica, gracias a los latinoamericanos.