El movimiento pentecostal es una herejía, argumenta John MacArthur

Para el teólogo Eddie L. Hyatt, el último libro de MacArthur “no representa una búsqueda honesta de la verdad… Él sostiene que las expresiones modernas de los dones espirituales son falsas. Sin embargo, para ello utiliza evidencia selectiva, lo que conduce a un argumento circular”.

  • Teología    
  • 30 oct 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Fuego Extraño: El Peligro de Ofender al Espíritu Santo con Falsa Adoración ––, es el último libro del pastor influyente John MacArthur Jr.

La obra, será lanzada en noviembre, sin embargo, MacArthur, llevó a cabo una conferencia con el mismo nombre recientemente donde asistieron 3.000 pastores y fue transmitido de forma gratuita a través de Internet a unos 120 países. Desde entonces, la polémica ha crecido día a día.

Lo que está en cuestión es el viejo debate acerca de los dones del Espíritu Santo.

Para MacArthur, los dones cesaron cuando el último apóstol murió. El debate no es nuevo, desde el principio del pentecostalismo moderno que proviene de las reuniones del avivamiento de Calle Azusa, en Los Ángeles, en 1906.

El argumento de los tradicionales pentecostales y neo-pentecostales es que nada ha cambiado, el Espíritu Santo sigue actuando como en los tiempos del libro de los Hechos, como el hablar en lenguas, sanidades y milagros.

La cuestión doctrinal no es tan grave en muchos países, los tradicionales y pentecostales no están divididos por este motivo. Pero en los Estados Unidos, lo que influye en gran parte es la teología moderna, las acusaciones y las preguntas no se detienen.

La revista Charisma, órgano más influyente entre los pentecostales, ha publicado artículos sobre el tema. Por un lado, muchos líderes pentecostales son acusados de sensacionalistas y las iglesias históricas de ser “frías” y “fundamentalistas”.

Para el teólogo Eddie L. Hyatt, el último libro de MacArthur “no representa una búsqueda honesta de la verdad… Él sostiene que las expresiones modernas de los dones espirituales son falsas. Sin embargo, para ello utiliza evidencia selectiva, lo que conduce a un argumento circular. Comienza y termina en el mismo lugar de su hipótesis es que la él tiene la respuesta… llama a los predicadores pentecostales: herejes… curanderos y estafadores espirituales, estas son acusaciones graves”, escribió.

George O. Wood, presidente de la Asamblea de Dios en EE. UU., manifestó: “Reconozco que desde el siglo pasado surgieron aberraciones aisladas en el comportamiento y la doctrina de los que se identifican como pentecostales o renovados. Pero el movimiento en su conjunto ha demostrado ser una fuerza vital en la evangelización del mundo, se cumple la promesa que Jesús hizo a sus discípulos en Hechos 1: 8. En nombre de los 66 millones de adeptos y más de 360 mil iglesias de las Asamblea de Dios en el mundo, doy gracias a Dios que la fe y la vida de la iglesia en Hechos 2 sigue estando viva hasta hoy”.

El debate también ha llegado a Brasil. El Pastor Silas Daniel, de las Asambleas de Dios escribió: “Si combinamos todos los católicos carismáticos, unitarios, los carismáticos y neo-pentecostales adeptos de la Teología de la Prosperidad y otras herejías en el mundo entero, probablemente ni siquiera alcanzan el 30% de los más de 800 millones de pentecostales en el planeta. Poner a todos en la misma bolsa es una gran irresponsabilidad e insensibilidad enorme.
En nuestras iglesias pentecostales en Europa, por ejemplo, la Teología de la Prosperidad es casi inexistente. E incluso en los EE.UU., Brasil y África, donde la Teología de la Prosperidad es fuerte, hay muchos pentecostales que predican y enseñan en su contra, incluyendo la denominación pentecostal más grande en nuestro país”.

McArthur, tiene 45 años de ministerio. Ha explicado que esta cuestión no es el centro de su predicación, pero no tiene que ocultar su opinión. “Creo que es importante responder a las críticas que han surgido”, dijo.

Entre los muchos pastores que estuvieron presentes en la conferencia: Fuego Extraño, estuvo Mark Driscoll de Mars Hill Church en Seattle. Driscoll, distribuyó copias gratuitas de sus libros. También escribió una “carta abierta” en agradeciendo a McArthur porque cuando el inició como pastor experimentó críticas al comienzo de su ministerio.

Driscoll, cree que el libro y la conferencia de McArthur, pueden generar una reflexión necesaria sobre la persona y la obra del Espíritu Santo en nuestros días. Sin embargo, pidió a McArthur ser más abierto al diálogo con quienes están en desacuerdo con él.

Hasta el momento, McArthur no ha respondido. Curiosamente, entre varias otras editoriales que publican libros de McArthur en Brasil, la CPAD, está vinculada a la Asamblea de Dios.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post y The Resurgence