“La teología actual es el mayor enemigo de la iglesia”, advierte pastor

Las Iglesias cristianas son más responsables por permitir el crecimiento de los “sin religión” y por no proclamar claramente la pecaminosidad del hombre y su necesidad de salvación. Este es el punto principal planteado por White, que cree que este es el mayor fracaso de la teología y el mayor enemigo de las iglesias.

  • Teología    
  • 28 may 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un número creciente de cristianos, sobre todo las generaciones más jóvenes de hoy tienen dificultades para definir su posición teológica. Este es el tema que se aborda en el libro “The Rise of the Nones: Compreending and Reaching Religiosly Unaffiliated” [La explosión de los que no tienen ninguna religión: Comprendiendo y alcanzando a los que no están afiliados a ninguna religión], por James Emery White.

El teólogo, que es pastor de la mega iglesia de Mecklenburg Community Church, una de las más grandes de Carolina del Norte, dice que él ha estado estudiando durante años las causas del crecimiento de las personas que no se identifican con ninguna religión.

La realidad es que en muchos países y cada año parece crecer el porcentaje de personas que son creados en la religión cristiana de los padres (evangélicos o católicos) y, posteriormente, terminan sin “ninguna religión” o simplemente están “sin iglesia”. Una tasa radicalmente menor proviene de tradiciones como el judaísmo o el Islam.

Los sin “religión” son el grupo “religioso” de más rápido crecimiento en nuestros días. Especialmente entre los jóvenes universitarios.

El investigador Ed Stetzer recientemente mostró que 3 cada 10 estudiantes en edad universitaria afirman “no tener religión”.

Para el pastor White esto es culpa según él de las propias iglesias. “Los cristianos practicantes, incluso entre los evangélicos… están pensando cada vez más de una forma secular”. Y añade: “La forma de nuestra cultura sigue moldeando sus pensamientos y acciones, especialmente por los medios de comunicación que hacen que cada vez sea más difícil mantener nuestra fe fuerte y vibrante”.

Para el autor del libro, basta con ver varios temas que eran impensables hace 20 años y hoy en día se consideran “normales” por muchas personas, incluyendo los cristianos que antes habían desempeñado una fuerte oposición. Entre ellos se encuentran el comportamiento homosexual, el divorcio, el uso de drogas y el abuso sexual de menores.

Las Iglesias cristianas son más responsables por permitir el crecimiento de los “sin religión” y por no proclamar claramente la pecaminosidad del hombre y su necesidad de salvación. Este es el punto principal planteado por White, que cree que este es el mayor fracaso de la teología y el mayor enemigo de las iglesias.

“Nosotros (las iglesias en general) empezamos a preocuparnos más por nuestras propias necesidades… un narcisismo espiritual ha invadido la iglesia”, enfatiza.

“Hay una mentalidad consumista que se ha infiltrado en los creyentes de la iglesia… sólo escuchan la “necesidad” de tener una vida mejor… ¡lo que es una herejía! El servicio no debería tener nada que ver con lo que usted puede ganar materialmente por tener una relación con Dios… la adoración tiene que ver con el reconocimiento de quién es Dios”.

“El foco de nuestra adoración es “totalmente herético”, resaltó White. Su énfasis es que las iglesias perpetúan una forma de consumo que ignora el centro del Evangelio: morir para sí mismo y vivir para Dios… Es como poner una curita en un paciente con una enfermedad terminal”, dijo el pastor que dirige un ministerio específico en su iglesia orientada a alcanzar a los que no tienen religión.

Según LifeWay, la editorial especializada en evangelización, “White ofrece su voz profética para una de las conversaciones más importantes que necesitamos tener en la iglesia de hoy. Él llama a las iglesias a examinar sus métodos actuales de evangelización, resultando que a menudo a las iglesias le llegan los miembros por transferencia pues muchos cristianos abandonan una iglesia para irse a otra aunque la iglesia crece pero no porque está alcanzando nuevos creyentes.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post