nav
Sábado 03 de Diciembre de 2016

Trascriben la Biblia a mano más de mil personas de distintos países

Se han completado ya 60 libros de los 73 de que consta la Biblia. Participan personas desde Estados Unidos, Colombia y México.

  • Libros    
  • 3 jul 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Valencia.- Se han completado ya 60 libros de los 73 de que consta la Biblia. Participan personas desde Estados Unidos, Colombia y México.
Más de mil personas, de diferentes países y religiones, han participado hasta el momento en la transcripción a mano de la Biblia promovida hace cuatro meses por la parroquia Natividad de Nuestra Señora, de la localidad valenciana de Burjassot, con motivo del Año de la Fe.

Según ha informado el párroco, Miguel Ángel Vives, en un comunicado del Arzobispado, la transcripción se realiza “con pluma estilográfica y tinta de color negro” y desde que comenzó la iniciativa el pasado febrero, se han completado ya 60 libros de los 73 de que consta la Biblia Católica, ya que incluye los libros deuterocanónicos.

Las traducciones realizadas hasta el momento se han realizado en castellano, francés, alemán, hebreo, latín, griego, “e incluso el japonés y el idioma nativo de Zimbabwe, el ‘shona’ o en uno de los dialectos regionales de Nambia”, según el párroco.

El objetivo es tener transcrita a mano la Biblia “al final del Año de la Fe, el 24 de noviembre” y presentar entonces una “verdadera obra de arte cuando se encuadernen todas las hojas con tapas de pergamino, seguramente en cinco volúmenes de unas mil páginas cada tomo”.

Además, cada libro también está “enriquecido con preciosas ilustraciones, hechas a plumilla y con tinta negra”. El arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, junto con su secretario personal y el Vicario de Evangelización, han escrito los primeros capítulos del Génesis, según ha precisado Vives.

El párroco, ha señalado que en la iniciativa han participado hasta el momento también cristianos de otras tradiciones, como ortodoxos y evangélicos, así como fieles de otras religiones.

Fuente: El Mundo y EFE