10 cosas que no quieren oír los que por primera vez visitan una iglesia

El pastor Ben Reed de Long Hollow Baptist Church en Tennessee dijo a The Christian Post que una iglesia puede funcionar si la gente fuera de sus anfitriones y el resto de la congregación son cuidadosos con las palabras que utilizan.

  • Iglesia    
  • 17 oct 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un pastor a cargo de la construcción de la comunidad y los grupos pequeños siente que es importante que las iglesias den buena impresión a los visitantes que llegan por primera vez, así que él ha escrito una lista de 10 cosas que no quieren oír los que por primera vez visitan una iglesia.

El pastor Ben Reed de Long Hollow Baptist Church en Tennessee dijo a The Christian Post que una iglesia puede funcionar si la gente fuera de sus anfitriones y el resto de la congregación son cuidadosos con las palabras que utilizan.

“Creo que nos olvidamos muchas veces que la experiencia de la adoración comienza en el estacionamiento, no cuando nosotros los pastores pisamos el escenario”, dijo Reed. “Podemos poner tanto esfuerzo y tiempo en la elaboración de ese servicio, un culto perfecto y no importa si nos perdemos, sin embargo los servicios de los clientes de la iglesia dan impresiones equivocadas”, explicó.

“Si realmente no pensamos críticamente acerca de cómo vamos a servir a los invitados por primera vez luego nos vamos a extrañar”, dijo.

“El Evangelio es el mensaje más grande en la historia del mundo, por tal motivo hay que aprovechar la oportunidad en el momento en que alguien entra por la puerta y de alguna manera convencerlo que llenar un formulario de visitantes y más tarde en el servicio les pedimos que complete otro, y cuando van a recoger a sus hijos le pedimos que complete otro “, dijo Reed.

“Ellos sólo podrían decir lo contrario como:” No me importa su evangelio, olvídalo”.

El pastor Reed, también advirtió a aquellos que están dentro de la iglesia y podrían hacer un rápido acerca de una visita que llegan por primera vez a la iglesia.

10 cosas que no quieren oír los que por primera vez visitan una iglesia, según Reed son:

1. Nuestro pastor no está normalmente presente.
Es posible que en muchas ocasiones la iglesia tenga visitas y el pastor nunca esté presente y tal vez esto debe incomodar al visitante, pues toda visita siempre busca al que pastorea la congregación.

2. Estamos completos. Lo siento.
Siempre tenga un plan de respaldo. Siempre. Si alguien ve que su servicio es completo y no hay espacio para él probablemente no va a volver si no encuentra un espacio de recibimiento en su la congregación.

3. ¿Qué estás haciendo aquí?
Nunca digas esto. Nunca. Su boca podría revelar su espíritu crítico cuando usted hace esa pregunta y se extraña ver a un conocido… por lo menos a los ojos de los visitantes. Cuando digo esto, lo único que puedo pensar es: “Dios no podía amar a alguien como tú”.

4. No puedes servir ahora… tienes que ser miembro primero.
¿Por qué querría alguien ser miembro si nunca has tenido la oportunidad de servir?

5. No creemos que vale la pena servir café, los domingos por la mañana
Si dices esto, sólo puedo asumir que usted está llevando a una iglesia al pozo del infierno.

6. ¿Cuál es su dirección? Yo no lo enganché en las primeras 6 formas que tenía que llenar.
Trate de racionalizar los “visitantes llegan por primera vez al proceso de registro.” A nadie le gusta sentir incómoda porque vive en determinado lugar.

7. ¿Quieres unirte a un grupo pequeño? Tendrás que esperar hasta el próximo otoño.
Si le preguntas a la gente que espera más de un mes para unirse a la comunidad, a menudo van a buscar otro lugar.

8. Aquí sólo importa la verdad. Si no te gusta, puedes irte.
Entiendo. Te encanta la Biblia. Te encanta predicar la verdad. Pero no te amo más de lo que la gente te ama.

9. Aquí están las 38 cosas que hacemos cada semana como una iglesia.
Simplificar es la clave, de lo contrario a la gente le va dar una parálisis para tomar una decisión ante tantas cosas.

10. La próxima vez, podría asegúrese de usar…
La creación de un “ven como eres” debe ser nuestro objetivo para la visita que por primera vez llega a nuestra congregación, así que no es recomendable imponerle a un “ven tal como soy”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post