Disminuirán en un 70% las iglesias católicas de Alemania

El Obispo alemán George Sterzinsky, que falleció el año pasado y fue predecesor del Cardenal Woelki, había comenzado hace seis años a fusionar las parroquias para reducirlas en cantidad por la deuda de la Arquidiócesis de 140 millones de dólares.

  • Iglesia    
  • 29 ene 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Roma.- En una carta pastoral del 2 de diciembre del 2012, se anunció que de “las 105 iglesias de la arquidiócesis que están en Alemania están disminuirán porque serán reducidas a 30 parroquias para el año 2020”.

Esta disminución afectará a unos 400 mil católicos, según informó el arzobispo de Berlín, el cardenal Rainer María Woelki, quien destacó que esto es parte de un plan que durará siete años y progresivamente el número de iglesias Católicas en el noreste de Alemania, bajará en un 70 por ciento.

En declaraciones a la agencia Katholische Nachrichten el 16 de enero, el Purpurado indicó que en promedio se reducen 11 parroquias por año en el área post comunista que incluye las ciudades de Berlín, Brandenburg y Mecklenberg-Vorpommern.

El portavoz de la arquidiócesis, Stefan Forner dijo que “esto no es sólo una reforma administrativa, sino también una reforma espiritual”.

En setiembre del 2012 el Arzobispo de Viena (Austria) Cardenal Christoph Schönborn, anunció también su decisión en reducir 510 iglesias en la arquidiócesis, es decir, de 660 a 150 parroquias.

El Obispo alemán George Sterzinsky, que falleció el año pasado y fue predecesor del Cardenal Woelki, había comenzado hace seis años a fusionar las parroquias para reducirlas en cantidad por la deuda de la Arquidiócesis de 140 millones de dólares después de la reunificación de Alemania.

Actualmente las parroquias ofrecen la Misa dominical a un promedio de 3 810 fieles cada una. Luego de la planificada reducción, se estima que cada una de las 30 parroquias que aún permanecerían, tendrán que atender un promedio de 13 300 católicos.

El Cardinal Woelki dijo a la agencia de noticias alemana que el objetivo de la reducción es dar a la arquidiócesis una “estructura sostenible”.

El Arzobispo escribió una carta a las comunidades locales donde explica que la decisión tomada fue en base a “futuros procesos de desarrollo y por la reducción de la población”, porque según el Cardenal, los miembros de la Iglesia se reducirán en un 30 por ciento en algunas regiones de aquí a unos 17 años. Además señaló que la decisión no fue tomada debido a una escasez de dinero o de personal.

Fuente: ACI/EWTN