nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Iglesia evangélica en Perú tiene 18 mil templos

A través de reuniones masivas y programas de TV, pastores difunden la palabra de Dios y diversos actos de fe. La cantidad de fieles evangélicos se duplicó en casi 15 años (de 1993 al 2007).

  • Crecimiento    
  • 29 ene 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

“¡Hay un Dios de amor que quiere llenar el vacío de tu corazón! ¡Hay un Dios de amor que murió en la cruz para el perdón de tus pecados!”. Estas fueron las frases que hicieron a Guillermo Aguayo cambiar el rumbo de su vida hace 36 años. En aquella época, el actual pastor de la iglesia La Casa del Padre, quería descubrir el sentido de su existencia. “En esa búsqueda, cierto día encontré un programa cristiano denominado Club 700. Hablaban de Dios y de su infinito amor.

Cuando terminó, me arrodillé frente al televisor, miré al cielo y dije: ‘Señor Jesús heme aquí, te entrego mi vida”, detalla.

Al igual que el pastor Aguayo, decenas de jóvenes y adultos establecen, cada año, una relación con Dios a través de la Iglesia evangélica. En el país, los orígenes de esta comunidad se remontan a la época republicana, según el artículo “Presencia evangélica en la sociedad peruana”. Este ensayo menciona que fue el pastor escocés Diego Thomson el primero en impartir el evangelio en el Perú. Años más tarde, el misionero Francisco Penzotti creó la primera congregación y, posteriormente, el predicador Carlos Bright, por medio de una obra independiente, propagó esta religión.

La primera congregación evangélica estuvo conformada por 300 personas, cantidad que hoy en día no representa ni la quinta parte de quienes practican dicha doctrina. Según el último censo peruano, realizado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) en 2007, el 12.5% de la población profesa la religión evangélica. El pastor de la iglesia Emmanuel, Saúl Gutiérrez, calcula que la cifra debe haber crecido al 15%. “El testimonio de la gente, la transmisión de la palabra, y la constante ayuda al prójimo han sido acciones fundamentales en el desarrollo del evangelismo”, refiere.

A diferencia de los fieles católicos, los evangélicos consideran que la salvación no se logra solo por obras sino obras acompañadas de la fe. “Mientras que el catolicismo le da énfasis a las cosas que uno hace, nosotros promovemos la fe viva en Jesucristo”, aclara Otoniel Pardo, pastor de la iglesia Misión Cristiana “La Gracia Reina”. Por su parte, Gutiérrez manifiesta que así como lo hizo él, día a día un gran número de personas se aleja de la Iglesia católica. “Esto sucede porque no se establece una relación sólida con Dios y la mayoría se denomina así por tradición. En cambio, los evangélicos profundizamos en la palabra y adoramos constantemente al Señor”, agrega.

La cantidad de fieles evangélicos se duplicó en casi 15 años (de 1993 al 2007). Según el pastor Aguayo, las actividades promovidas por las iglesias también intervienen en este crecimiento. “Un evangélico, aparte de participar en la adoración dominical, acude a diferentes talleres”, acota. Los masivos eventos en estadios, el aumento de casas televisoras cristianas y los más de 18 mil templos de culto muestran la expansión de la comunidad evangélica. En el Valle del Mantaro, entre las iglesias evangélicas destacan el Movimiento Misionero Mundial, Asambleas de Dios, Iglesia Bautista, Iglesia Evangélica Pentecostal de Jesucristo, entre otros.

Fuente: diariocorreo.