nav
Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Propaganda del fin del mundo atemoriza a pobladores de Choluteca Honduras

Vilma Aguilar, gobernadora de Choluteca, manifestó que es necesario que las autoridades policiales investiguen este tipo de publicidad, porque se puede poner en peligro la salud mental de los pobladores.

  • Escatología    
  • 22 feb 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Pobladores de Choluteca, Honduras, se asombraron al observar un rótulo gigante que es llevado por un vehículo que les anuncia que el fin del mundo ocurrirá el 21 de mayo del 2011, dicha propaganda inmediatamente atemorizó a las personas que viven en este departamento.

Las personas están inconforme con esta propaganda que infunde miedo ya que un camión recorre las calles de la ciudad de Choluteca al sur de Honduras, por lo piden que se investigue quienes están detrás de este asunto, aunque ya se conoce, puesto que en NoticiaCristiana.

com hemos hablado que se trata de Harold Camping y su secta conocida como Family Radio.

Los pobladores de diferentes barrios y colonias de la Sultana del Sur, en los últimos días han estado atemorizados. La propaganda apocalíptica se ha difundido por las principales calles de la localidad, en especial las calles del comercio.

Guido Plante, obispo de la diócesis de Choluteca, dijo que mensajes como estos solamente vienen a atemorizar a las personas que lo ven, y algunas lo creen y hasta pueden tomar decisiones que no tienen fundamento en las Escrituras.

“Es una falsedad en comparación a lo que dice la Biblia, pues señala que nadie sabe ni la hora ni el día en que Dios ha de venir por su iglesia”, dijo máximo representante de la iglesia católica en la comunidad.

El obispo de la diócesis de Choluteca, pidió que se investigue de dónde procede la propaganda y cuál es su objetivo porque tiene atemorizada a la población, además no se puede permitir que informaciones de esta naturaleza sean promovidas sin ninguna base religiosa, cita El Heraldo de Honduras.

Vilma Aguilar, gobernadora de Choluteca, manifestó que es necesario que las autoridades policiales investiguen este tipo de publicidad, porque se puede poner en peligro la salud mental de los pobladores.