nav
Miércoles 28 de Junio de 2017

Rabino se emociona al ver ‘vaca roja’, que podría ser utilizado en Tercer Templo

El rabino Benny Hershcovich vive en una remota región de México y se mostró emocionado y sorprendido de encontrar una ‘vaquilla roja’, similar a la mencionada en el Antiguo Testamento.

  • Escatología    
  • 6 feb 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un rabino de ciudad de Baja California –  región remota de México – fue a una granja de la ciudad a comprar leche y se sorprendió al ver lo que podría ser un elemento vital para la construcción del Tercer Templo, justo ante sus ojos: una vaca roja que se alimentaba calmadamente en el local.

“Crecí escuchando las historias, así que sé de lo raro y valioso que es la vaca roja”, dijo el rabino Benny “Bentsion” Hershcovich a la revista Breaking Israel News.

“Nunca había visto una vaca roja, y nunca pensé que vería una. Mi corazón, literalmente, se disparó cuando la vi”.

La vaca roja – citada en uno de los mandamientos de la Torá – es un elemento necesario para purificar a los judíos con el fin de que puedan realizar el servicio en el Templo.

El animal de sacrificio se cita, por ejemplo, en Números 19, desde el versículo 2: “Esta es la ordenanza de la ley que Jehová ha mandado, diciendo: Habla a los hijos de Israel que te traigan una vaca roja, que no tiene ningún defecto y sobre el cual no hay yugo”.

Durante casi mil años, en el Primer y Segundo Templo, sólo nueve vacas rojas fueron utilizadas en la preparación del agua utilizada para purificar a los judíos.

Según la tradición judía, la décima sería utilizada por el “Mesías”.

El rabino Hershcovich es el emisario de Cabo San Lucas en México por Chabad, una rama del judaísmo Hasídico que enfatiza el papel del Mesías. Ellos se han esforzado por satisfacer las necesidades espirituales de la pequeña comunidad judía en Baja California, y adherirse a las estrictas costumbres adicionales en la preparación de la comida judía, que es un reto importante en la localidad donde viven.

El rabino Hershcovich preguntó al granjero sobre la vaca roja y este le dijo que había nacido varios meses antes y que, aunque el color era un tanto extraño, la considera “más que otra vaca”. El granjero no sabía que existe un texto bíblico que habla sobre el animal por lo que no entendía al rabino que estaba tan emocionado de conocerla.

Si bien está familiarizado con el concepto de la vaca roja, Hershcovich dice que determinará si que cumple específicamente con los requisitos de la Torá. Las leyes que tratan con el sacrificio de la vaca roja son complejos y un pequeño defecto o solamente un pelo de color equivocado puede hacer que la vaca sea inadecuada.

“Independientemente de su estado, sólo el hecho de ver algo que era parte del Templo y la historia judía ha sido realmente magnífico”, dijo el rabino. “Yo simplemente estaba ‘fascinado’ a ver esta vaca”.

Ellos han encontrado muy pocas “candidatas” para ser una vaca roja utilizada para el Tercer Templo. La mayoría fueron descalificadas debido a algunos defectos o porque ya estaban embarazadas.

Aunque es poco probable que la vaca roja encontrada en Baja California se convierta en parte del rito judío del Tercer Templo, el encuentro al azar tuvo un profundo significado espiritual para el rabino Hershcovich.

“Esto es parte de lo que somos y es una parte importante de nuestro futuro. El hecho de encontrarla demuestra que nuestra esperanza se puede realizar”, dijo el rabino Hershcovich.

Profecías

De acuerdo con la profecía bíblica, el Tercer Templo será establecido durante la Gran Tribulación. En el libro de Daniel hay referencias a este templo cuando el profeta dice que “el príncipe que ha de venir” (Anticristo) dejará los sacrificios en el lugar a través de la Tribulación (Daniel 9:27).

El apóstol Pablo también cita el período, señalando que el “hombre de pecado” se sentará en el templo como si fuera Dios (2 Tesalonicenses 2: 3-4).