nav
Viernes 18 de Agosto de 2017

Islamistas radicales lanzan obuses a Israel, violando la tregua

Palestinos islamistas radicales de Gaza violaron con disparos de obuses hacia Israel, la tregua de hecho que intenta mantener Hamás, al que acusan de falta de firmeza ante el Estado israelí y de haber abandonado sus principios religiosos

  • Israel    
  • 27 dic 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un puñado de palestinos islamistas radicales de Gaza violaron con disparos de obuses hacia Israel, la tregua de hecho que intenta mantener Hamás, al que acusan de falta de firmeza ante el Estado israelí y de haber abandonado sus principios religiosos, informó ayer la agencia AP.

Durante el 2010, dispararon decenas de cohetes y obuses de fabricación artesanal contra Israel e intensificaron esos ataques al acercarse el segundo aniversario del lanzamiento de la devastadora ofensiva israelí ‘Plomo Endurecido’, el 27 de diciembre de 2008, que estaba destinada precisamente a impedir esos tiros.

El 21 de diciembre, un cohete cayó en un kibutz israelí, hiriendo ligeramente a una adolescente y suscitando las represalias del Estado de Israel. Desde el fin de la operación “Plomo endurecido”, en enero de 2009, el Hamas, movimiento nacionalista e islamista en el poder en Gaza, hace reinar una tregua de hecho, pero las pequeñas organizaciones siguen disparando obuses.

Estos islamistas radicales, que se definen como “salafistas”, ponderan un retorno a las prácticas del islam de los orígenes. Se dice que son de tendencia Al Qaeda.

Según Abu al Bara al Masri, que se presenta como uno de sus jefes, estos grupos “yihadistas salafistas” son actualmente cinco en el territorio (Jund Ansar Ala, Jaich al-Islam, Tawhid wa Jihad, Jaich al Umma y Ansar al Sunna) y cuentan con varios centenares de miembros.

“No tenemos intenciones de declarar apóstata al Hamas, pero pensamos que la aplicación de la sharia es necesaria”, dice Abu Hamza al Maqdisi, un dirigente de Ansar al Sunna, quien acusa a Hamás de haber abandonado sus principios religiosos e insiste, reclamando por ejemplo la obligación del velo integral para las mujeres, la prohibición del tabaco y la edificación de un emirato islámico.

Este fundamentalismo y la voluntad de seguir combatiendo sin cesar a Israel, han llevado a estos islamistas radicales a enfrentarse a Hamás.

La tensión alcanzó su paroxismo en agosto de 2009, cuando el Jund Ansar Alá proclamo un “emirato” islámico en una mezquita de Rafah (sur). Las fuerzas armadas de Hamás invadieron entonces la mezquita y reprimieron sangrientamente a los fundamentalistas dejando 24 muertos.

“Hemos sido procesados, detenidos; nuestras familias han sido amenazadas para convencernos de que nos rindamos”, denuncia Abu al Masri. “Ellos detienen a los muyahidín (combatientes islámicos) y los torturan. No torturan tanto a los colaboradores de Israel como a los combatientes que disparan cohetes”contra el Estado israelí, acusa.