nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Propuesta en la ONU quiere impedir que judíos tengan acceso al Monte del Templo

“Estamos indignados por la propuesta. No sólo viola el artículo 9 del tratado de paz entre Israel y Jordania, sino también el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el respeto a la libertad de religión”, dijo “Face of Israel”.

  • Israel    
  • 23 abr 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una decisión potencialmente controversial, propuesta por Jordania en la ONU, puede ser aprobada hoy. El organismo de la ONU responsable de Patrimonio de la Humanidad (UNESCO) está a punto de aprobar una propuesta que limite la actividad judía e israelí cerca del Monte del Templo y dentro de el. Esta es una decisión que podría empeorar las tensiones nacionales y religiosas existentes en la Antigua Ciudad de Jerusalén.

En declaraciones a la agencia de noticias Tazpit, Lisa Rahmani, de la organización “Face of Israel”, protestó por el presunto contenido del documento.

“Estamos indignados por la propuesta. No sólo viola el artículo 9 del tratado de paz entre Israel y Jordania, sino también el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el respeto a la libertad de religión”.

Se espera que este proyecto de decisión sea aprobado hoy, durante la 196ª sesión del comité, debido a la composición de los miembros del comité y el bloque de votación automático, Jordania tiene en este tipo de organismos en la ONU.

Sectores clave de la Antigua Ciudad de Jerusalén enviados por Jordania condenan las actividades israelíes en dicho lugar por el acceso que tienen los visitantes judíos al Monte del Templo.

Además, condenan las excavaciones arqueológicas, las actividades de Israel y organizaciones judías en dicho suelo sagrado.

El proyecto consiste en el comité de la UNESCO exija el cese inmediato de todas las acciones israelíes que supuestamente impiden 19 proyectos propuestos por Jordania en el Monte del Templo, alegando que Israel está impidiendo el acceso a los musulmanes y a los cristianos al local.

Los opositores a la decisión están pendientes de que la UNESCO exprese que el texto está lleno de retórica antisemita y anti-israelí, y se basa en la desinformación y la mala interpretación de los hechos y del derecho internacional.