ONU entrega a los musulmanes dos sitios sagrados para los judíos

“Creo que es hora de decir la verdad sobre el terrorismo palestino”, dijo Netanyahu al líder de la ONU. “No se trata de los asentamientos, no es sobre el proceso de paz, sino que es, simplemente, el deseo de destruir el Estado de Israel”.

  • Israel    
  • 23 oct 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL.- Las Naciones Unidas, a través de la UNESCO, aprobaron una resolución el miércoles 21 de este mes, para entregarles a los musulmanes dos lugares sagrados para los judíos. La Tumba de Raquel, cerca de Belén, y la Cueva de los Patriarcas en Hebrón, están ahora en manos de los palestinos.

La resolución fue hecha por seis naciones miembros ejecutivos de la UNESCO: Argelia, Egipto, Kuwait, Marruecos, Túnez y los Emiratos Árabes Unidos.

No es coincidencia que todos estos países son musulmanes. La propuesta de incluir El Muro de Lamentaciones, teniendo en cuenta que es una extensión de la mezquita al-Aqsa, fue retirado al final, gracias a la presión de los países aliados de Israel.

El documento acusa a Israel de “medidas de agresión e ilegales” en el Monte del Templo, que afectan a la libertad de culto y el acceso de los musulmanes al llamado complejo de la mezquita, en la cima del Monte del Templo. La acusación es un intento para que Israel viole los acuerdos en vigor desde 1967.

La mayoría de los 58 países miembros de la UNESCO han apoyado las resoluciones a favor de los palestinos antes. Irónicamente, no se hizo mención del hecho de la Tumba de José, un sitio sagrado que fue quemado de nuevo por los mismos musulmanes que tendrían que haberlo preservado.

Los sitios entregados tienen históricamente un significado, ya que se mencionan en la Biblia. Abraham compró la cueva y el campo para estar al lado de su esposa hace unos 3.700 años, donde enterró a su familia (Génesis 23-25).

La segunda esposa de Jacob, Raquel, la madre de José y Benjamín, fueron enterrados cerca de Belén (Génesis 35: 16-20). Para los musulmanes, Abraham es una figura sagrada, pero dicen que son descendientes de Ismael, que era el hijo de la promesa. El Antiguo Testamento dice que la línea de sangre continúa con Isaac, el padre de Jacob que luego sería llamado por Dios: Israel.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon estuvo en Israel, donde se reunió con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.

“Creo que es hora de decir la verdad sobre el terrorismo palestino”, dijo Netanyahu al líder de la ONU. “No se trata de los asentamientos, no es sobre el proceso de paz, sino que es, simplemente, el deseo de destruir el Estado de Israel”.