El País critica a la Iglesia Hillsong New York por promover un “cristianismo hípster”

Para el periódico español El País, la Iglesia Hillsong en Nueva York es una es un concierto de rock mezclado con discotecas y servicios religiosos.

  • Mega-iglesias    
  • 25 nov 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Carl Lentz, de 36 años, pastor de la Iglesia Hillsong en Nueva York, fue evaluado por Vicente Jiménez, columnista del periódico español El País y comparado con un hípster (inconformista / sofisticado) de Brooklyn, famoso en el barrio de la ciudad estadounidense.

El columnista estuvo en uno de los servicios y se dio cuenta de que ninguno de los más de 6.000 fieles de la iglesia tenían más de 30 años, lo que implica que el ministerio Hillsong (basado en Australia) tiene planes para conquistar a los jóvenes que viven en las grandes ciudades.


“Si las iglesias evangélicas tradicionales buscan partidarios, especialmente en los pueblos rurales, Hillsong quiere seguidores urbanos”, escribió. En Nueva York la denominación no solo tiene un templo allí sino en ciudades como Ámsterdam, Londres, París, Barcelona, Estocolmo, Copenhague y otras grandes metrópolis.

En la opinión del periodista la iglesia está por la conquista de seguidores urbanos mediante la mezcla de entretenimiento con la religión. “El objetivo son metrópolis modernas, referencias culturales con mayor atracción para los jóvenes, un terreno fértil para su peculiar liturgia.

Una comunión con Dios a través de la música y la predicación que combina concierto de rock, club nocturno al estilo de Londres y culto religioso”.

La crítica no está fijada específicamente al pastor de la mega iglesia que recibe artistas invitados como el cantante Justin Bieber y su novia Selena Gómez. Jiménez también dijo que el ministerio Hillsong no sabe que es, pues los “críticos” dicen que “Hillsong es una iglesia que vende discos o una compañía discográfica que ofrece consuelo en su parroquia”.

Foto: Carl Lentz, al centro, con sus hijas viendo un juego de los Knicks. A su derecha, Justin Bieber.