Niño cristiano sobrevive tras pasar 20 minutos luchando contra aguas agitadas en Palm Beach

Registrando la escena estaba Damian Mulinix, fotógrafo del periódico Chinook Observer, que había acudido a reportar el rescate. Dice que los otros niños del grupo estaban orando y llorando. “Con los rostros junto a la arena, rezando. Era conmovedor”, dijo Mulinix.

  • Niños    
  • 17 ago 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

LONG BEACH, Washington. — Un niño de 12 años que habría pasado hasta 20 minutos luchando en medio de fuerte oleaje en el Pacífico estadounidense antes de ser rescatado tiene asombrada a su familia, publica la AP.

Charles “Dale” Ostrander estaba visitando una playa en el suroeste del estado de Washington el viernes con miembros del grupo juvenil de su iglesia cuando se vio arrastrado por la marea en Long Beach.

“Quizás se trata de un milagro”, dijo el padre del muchacho, Chad Ostrander, en declaraciones a reporteros.

Doug Knutzen fue el rescatista que detectó al niño que se estaba ahogando. Cuando el veterano rescatista sacó a Dale de las olas y se lo entregó a paramédicos en la orilla, pero temió lo peor.

“He estado haciendo esto desde 1978″, le dijo Knutzen al diario The Oregonian. “Es algo a lo que uno nunca se acostumbra, pero yo pensé que el niño estaba muerto”.

Registrando la escena estaba Damian Mulinix, fotógrafo del periódico Chinook Observer, que había acudido a reportar el rescate. Dice que los otros niños del grupo estaban orando y llorando. “Con los rostros junto a la arena, rezando.

Era conmovedor”, dijo Mulinix.

Los paramédicos iniciaron la reanimación cardiopulmonar. Finalmente, cuando Dale llegó a un hospital cercano, recuperó el pulso. Fue llevado por aire al hospital pediátrico OHSU Doernbecher en Portland, Oregón. El domingo por la noche abrió los ojos y los doctores comenzaron a reducirle la dosis de sedantes, posteriormente el niño habló con sus padres sin embargo, los médicos han advertido que incluso si Dale sobrevive, pudiera quedar con daños cerebrales irreversibles.

Foto: El socorrista Doug Knutzen lleva al niño Dale Ostrander a la orilla tras rescatarle de fuerte oleaje en Palm Beach, Washinton. El niño, que se pasó unos 20 minutos luchando con las olas, está hospitalizado, pero consciente. (Foto AP/Damian Mulinax/Chinook Observer).