Niña vuelve a la vida después que su madre oró por ella

El doctor Jeremy Garrett, informó que la niña tenía lesiones en su cuerpo, su cerebro había sido afectado gravemente al igual que sus pulmones, por lo que no daba esperanzas de que la niña sobreviviera.

  • Niños    
  • 28 sep 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU. MISSOURI.- Una madre cristiana en Missouri recientemente fue testigo de un milagro increíble que fortaleció su fe en Dios después que su hija de tres años de edad, casi muere por ahogamiento.

Según Gospel Herald, Jamie Nipper y su hija Alise estaban disfrutando de una fiesta de natación con algunos amigos de la escuela de Alise, en un día caluroso, el pasado verano 29 de julio. “Queríamos ponernos al día y pasar un buen rato antes de que empezaran las clases”, dijo Jamie a KFVS.

Sin embargo, el clima cambió rápidamente, comenzaron a aparecer relámpagos en el cielo por lo que los adultos les pidieron a los niños que salieran de la piscina. Cuando todos se dirigían a tomar un aperitivo antes de regresar a casa, Jamie se dio la vuelta y vio que Alise no estaba en ninguna parte.

“De repente miré y ella no estaba allí, donde vi la por última vez”, recordó Jamie. “Revisé la piscina, y tampoco la vi. Decidí a hacer una segunda comprobación en la piscina y vi su pie debajo de una balsa. Recuerdo que salté a la piscina gritando, ‘llamen al 911′. Estaba orando cuando la agarré, esperaba que empezara a toser, pero cuando la saqué del agua, era evidente que estaba sin vida.

Estaba azul”.

Heather Kyle, amiga de Jamie, la ayudó realizándole a la niña reanimación cardiopulmonar, mientras su madre oraba. Después de 12 minutos, finalmente, el corazón de Alise comenzó a latir de nuevo.

Cuando llegó la ambulancia, Alise estaba viva, pero los paramédicos dijeron que el estado de la niña era crítico. Chris, padre de la pequeña se trasladó de urgencia al hospital, preocupado por su hija.

El doctor Jeremy Garrett, informó que la niña tenía lesiones en su cuerpo, su cerebro había sido afectado gravemente al igual que sus pulmones, por lo que no daba esperanzas de que la niña sobreviviera.

La buena noticia llegó seis días más tarde, cuando los signos vitales de la niña mostraron mejoría. “Cuando ellos disminuyeron la sedación, ella se despertó y estaba hablando, era absolutamente increíble”, dijo Kyle.

Después de que a la niña se le retiró el respirador ella cantó a los que la rodeaban. Después de dos semanas en el hospital, Alise estaba listo para ir a casa.

“¡La miro y pienso, lo increíble, lo maravilloso que es nuestro Dios! ¡Estamos tan bendecidos!”, dijo Jamie.

El Dr. Garrett dijo que los médicos no pueden explicar la recuperación de Alise, acreditando que su recuperación se debe a la obra de Dios. “Su cerebro y pulmones se han recuperado, podemos decir que han vuelto a funcionar con un alto nivel para una niña de 3 años de edad. La oración, la suerte y la intervención divina fueron los factores clave”.